¿Ampliar o comprar un PC nuevo?

8994_cedirob_Tools1_1.pngLeyendo los foros de faqoff, llego a esta entrada, donde preguntan los componentes necesarios para ampliar un PC, y esta situación la estoy teniendo estos días cercanos a la Navidad en la tienda de forma casi contínua; y ya no es tanto el qué componentes cambiar, sino la primera duda, si amplio o cambio de PC.

Los ordenadores de sobremesa (con los portátiles también se puede hacer, pero es algo más complejo y no es tan flexible) se pueden ir ampliando conforme pasa el tiempo. Pero ¿conviene ir ampliando una máquina ya con algún tiempo, o es mejor cambiarlo entero?

La pregunta no tiene una respuesta fija, depende de varios factores, los principales:

  1. Edad del PC que queremos ampliar: si tiene más de tres años, la ampliación pura y dura es complicada, eso sí seguro que tiene componentes que podríamos aprovechar para un nuevo PC.
  2. Motivo que tenemos para ampliar el PC. Aquí hay que tener claro lo que queremos hacer con el ordenador y que ahora mismo no podemos hacer. Si se trata de programas que usen el procesador de forma intensiva, si son programas que necesitan mucha memoria RAM, si queremos jugar o emplear aplicaciones que hagan uso de aceleración 3D, si necesitamos más discos duros.

Hoy en día si el PC tiene más de tres años, la operación más sencilla es como decimos nosotros, cambiarle las tripas, es decir cambiamos el trío de placa base, más procesador, más memoria RAM (con los precios actuales de la DDR2, en ocasiones es más económico cambiar los tres componentes, que ampliar la memoria RAM de un PC antíguo que necesite DDR1 o Sdram).

Si necesitamos memoria RAM y nuestra placa soporta DDR2, no hay problemas, el precio está ahora muy bien, y ya tenemos chips de dos gigas a un precio razonable, así que si nuestra placa base tiene solo dos ranuras de expansión para memoria y soporta chips de 2 gigas, podemos llegar a los 4 gigas.

Si nos hace falta ampliar los discos duros de nuestro PC, es lo más fácil y sencillo. Si caben en la caja, y tenemos conexiones ATA o SATA libres no hay dificultad en añadir discos. Si no caben en la caja, pues podemos recurrir a discos duros externos.

Si lo que requerimos es más potencia gráfica, hay que fijarse en el tipo de slot gráfico que tiene nuestro PC. Si es Pci-Express, no hay problemas, tenemos toda la gama de tarjetas actuales para ampliar. Aquí habría que vigilar que la fuente de alimentación de nuestro equipo soporta la nueva tarjeta, y ver a qué queremos jugar, pues hay juegos donde no solo cuenta la tarjeta de vídeo, sino también el procesador.

Si nuestro PC hace mucho ruido, o simplemente nos cansamos de verlo igual todos los días, podemos recurrir a cambiarle la caja.

Resumiendo, si nuestro PC no tiene más de tres años, podemos cambiar solo el componente que se nos ha quedado obsoleto (según el uso de cada uno, será diferente) y ver como nuestro veterano ordenador es capaz de seguir dándonos alegrías. Si tenéis un PC ya con más de tres años y vuestra necesidad de potencia es alta, mejor recurrir a un PC nuevo, eso sí tener en cuenta que hay componentes como las regrabadoras, los discos duros, monitores, teclado, ratón, que se pueden seguir usando en el nuevo PC y así ahorrar algo en la factura.

Eso si, como siempre, buscar una tienda que os inspire confianza y puedan aconsajaros sobre los componentes a cambiar, y sobre todo si van a ser compatibles con las piezas que ya tenéis.

2 comentarios sobre “¿Ampliar o comprar un PC nuevo?”

  1. La verdad es que a base de “ampliaciones” en mi casa estuvimos casi como 12 años con el mismo ordenador…, por etapas iba la RAM, o un disco duro, algún micro compatible pero más potente… cada buen puñado de años tocaba Placa+Micro+RAM y todo lo demás se quedaba como estaba… pero con la llegada del ATX y la imposibilidad de conseguir placas de otro tipo tuvimos que cambiar la caja.

    En cuento a la actulización de portátiles, al mío le cambié la RAM y el disco duro, pero no creo que la mayoría de los portátiles permitan más cambios que esos.

Los comentarios están cerrados.