Los HTPC, el hardware, la caja (I)

Hemos recuperado las entradas que el tendero escribió el año pasado para organizar un especial sobre este tipo de ordenadores de salón que tanto furor están causando. En breves actualizaremos las capturas de los artículos antiguos a las últimas versiones del software. Por ahora vamos a ese gran desconocido: la caja.

tumblr.png

Vamos a seguir con las entradas sobre HTPCs o MediaCenter. Hoy vamos a irnos al lado del hardware y dentro de él a las cajas, o a los gabinetes como los llaman en otros sitios.

Cuando vamos a diseñar un HTPC, el primer elemento que tenemos que escoger es la caja. No hay otro camino posible. La caja va a determinar mucho luego al resto de los componentes que vayamos a montar en el HTPC. El motivo es sencillo, hay cajas de HTPC de muchas formas, tamaños y estructuras internas. Esta variedad de cajas, conlleva que no todos los componentes internos se puedan montar en todas la cajas.

¿Cuales serían los elementos principales que tendría que tener una caja de HTPC?

  • No debe parecer un ordenador.
  • Tiene que tener un estilo que sea coherente con los muebles y resto de electrodomésticos que tengamos en el salón
  • No tiene que hacer mucho ruido
  • Debe tener una medidas que permita situarla en el hueco que tengamos en el mueble del televisor o cerca de él.
  • Hay que procurar que le quepan dentro todos los dispositivos de almacenamiento que necesitemos

De los puntos anteriores, vamos a comenzar por el más restrictivo de todos: que quepa donde queremos instalarla. Pero para ello, hay que tener un sitio donde situar el HTPC en el salón. Este es un punto conflictivo, porque necesitamos el visto bueno del resto de la familia para escoger este sitio, además podemos tener condicionantes insalvables, como el tamaño de los muebles que tenemos en salón, la disposición de los muebles. A la hora de escoger el sitio donde instalar el HTPC en el salón, tenemos que considerar:

  1. Tiene que estar lo más cercano posible del televisor.
  2. No debe estar totalmente encerrada, es decir el mueble donde poner el HTPC debe permitir el paso del aire. Lo ideal sería una balda de una estantería lo más abierta posible.
  3. La distancia entre la trasera de la caja y la pared ha de ser como mínimo de cuatro centímetros. Se necesita ese espacio para poder conectar los cables de vídeo, sonido, alimentación…
  4. Conviene dejar un espacio libre en la parte superior y en los laterales de la caja, para permitir una buena refrigeración del HTPC.

Así que si estamos pensando en adquirir un HTPC, lo primero es escoger la caja. Para ello, hay que tener en cuenta los puntos anteriores, más las prestaciones que nos hace falta. Así, si queremos un HTPC para jugar a lo grande con nuestro televisor del salón, no podemos escoger una caja muy pequeña, no nos entrará la tarjeta gráfica…

Las cajas de HTPC las podemos dividir en varios grupos, así, atendiendo al tamaño tendríamos:

  1. Cajas muy pequeñas
  2. Barebones o cajas de zapatos como los llamamos nosotros
  3. Cajas horizontales bajitas
  4. Cajas horizontales de media altura
  5. Grandes cajas horizontales

Cajas pequeñas:

Aquí tenemos modelos de cajas con tamaño muy reducido. Normalmente montaríamos aquí un hardware de portátil o una placa MiniItx de Via. Estas cajas destacan, porque caben en casi cualquier sitio, no hacen mucho ruido, la fuente de alimentación casi siempre va fuera de la caja, los dispositivos de grabación y de almacenamiento (grabadoras y discos duros) son de portátil, así regrabadoras de DVD del tipo Slim y discos duros de 2.5″. El precio de estas cajas suele ser alto. Por una parte son cajas que se venden poco, por otro son diseños algo más elaborados que otras cajas más estándar.

Son cajas ideales para salones con poco espacio, o para HTPCs que queremos mover mucho. Por contra, los componentes internos que podemos montar en su interior, son escasos, es decir hay poco donde elegir. Además, por eso mismo, son más caros. Y para montar una sintonizadora de TV, tenemos que recurrir a soluciones internas algo complejas, o bien a un sintonizador USB externo. Lo mismo sucede con las tarjetas Wifi, o bien encontramos alguna especialmente diseñada para la caja o tenemos que recurrir a soluciones USB. Y por supuesto, aquí descartamos totalmente una tarjeta gráfica separada de placa base, no cabe, así que no son recomendables si queremos un HTPC con altas prestaciones gráficas.

Algunos ejemplos de estas cajas serían:

  • hFX Micro: una caja con un diseño muy limpio, un tamaño de 25x23x9 centímetros, la hacen ideal para cualquier hueco del salón. Además dispone del sistema de refrigeración pasiva de componentes de hFX. Así que no hay problemas de ruido con él. Soporta placas base MiniITX, dos discos duros de 2.5″ y un regrabador de DVDs slim.hfx micro.jpg
  • Aopen S120: esta caja es parte de lo que los americanos llamarían un sistema. Es decir tenemos un base a la que podemos añadir más módulos, para conseguir aumentar sus prestaciones y también su precio y su tamaño. Es decir es una caja que pude crecer para tener más componentes en su interior. El módulo básico que nos puede servir perfectamente para nuestras funciones de miniHTPC, tiene unas medidas de: 20x20x8 centímetros. Admite placas base MiniITX y la fuente de alimentación es externa. El grabador de DVD, ha de ser slim y los discos duros de 2.5″.
  • aopen s120..jpg
  • Aopen serie MP: esto no es una caja como las anteriores. Es decir la hFX micro y la Aopen S120 se venden vacías y nosotros montamos dentro los componentes que deseamos. La serie MP, lleva ya incluida la placa base, la regrabadora de DVD (o lector según modelos). A cambio de tener menos flexibilidad de montaje, ganamos un tamaño más reducido. Estas cajas tienen unas medidas de: 17x17x5 centímetros. Llevan ya una placa base para procesador Intel en su interior, y solo hay que escoger el micro, el disco duro y la memoria que queremos, pera tener un miniHTPC de tamaño, pero no de prestaciones.
  • aopen mp.jpg

Y seguiremos en al próxima entrada con otros tipos de cajas.

Un comentario sobre “Los HTPC, el hardware, la caja (I)”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.