Avast, personas detrás de las newsletter

Si eres de los míos seguro que no abres un boletín de noticias o una nota de prensa para otra cosa que no sea buscar ese enlace minúsculo al final del e-mail que pone “darse de baja”. Sin embargo, desde hace no mucho las notas de prensa de Avast han incorporado notas de humor a sus noticias demostrando que detrás de sus ordenadores están personas y no monos promocionando su producto.

Os pongo dos ejemplos recientes

1. 23000 razones para silenciar tu antivirus

Casi todos los antivirus tienen como defecto común que invaden espacio de trabajo con ventanas emergentes y sonidos de “todo está bien”. Tanto es así que una de las demandas más habituales al día de hoy en el mercado de los antivirus es “que no se note”.

Avast dispone de un modo silencioso recomendado para jugones que no quieren salir del modo de pantalla completa por culpa de una actualización del antivirus… o para 23000 fans del wrestling profesional que en el segundo 50 de este vídeo escuchan lo que sigue:

Es de coña: el antivirus que se actualiza golpeando la lona :-) El caso es que para difundir su “modo silencioso” Avast convirtió esta anécdota en noticia, aderezando la newsletter con comentarios como:

With avast! antivirus, these surprises don’t have to happen. Activating the Silent/Gaming Mode is a simple way to mute avast! sounds and pop-ups and is far easier than perfecting the Ace Crusher or the Four-Figure Leglock moves in professional wrestling.

2. Avast y los piratas del Vaticano

Avast es un antivirus gratuito que como otros tantos tiene su versión de pago con funcionalidades avanzadas. En junio de 2009 vendieron una licencia de Avast Pro para 14 ordenadores a una pequeña empresa de Arizona.

La licencia saltó a las páginas de warez y rápidamente se distribuyó por todo el mundo. Por todo el mundo incluyendo lugares como Zimbawe, Afganistán… o el Vaticano.

Efectivamente, entre los 774651 usuarios que usan el software pirata se encontraban dos ordenadores del Vaticano con la correspondiente coña por parte de Avast.

Users of the pirated license have been tracked by their geographic IP address to over 200 countries. “The list contains about every country you have heard of – and some you haven’t,” quipped Mr. Steckler. Russia, the country with the largest number of pirated license users, still has less than 9% of the total. With no pirated licenses identified at the North Pole, the most unexpected location is for the two computers located within the Vatican.

Por cierto, en España estamos en el pusto 5 de países que piratearon esta licencia. O de países estúpidos porque como bien explican en la nota de presan, el núcleo del antivirus es el mismo en su versión gratuita que en su versión pro. La versión Pro añade algunas funcionalidades extras como el modo silencioso comentado más arriba que la mayoría de las personas no necesitan.

Por otro lado no puedo estar más de acuerdo en que ir a buscar un antivirus a un sitio de warez es cuanto menos peculiar por el campo de minas en forma de malware que suponen para el usuario medio-básico.

Vamos que en Avast hicieron lo mismo que habría hecho yo. Para las personas que estaban usando este programa pirata crearon un pequeño banner que les informaba de que el antivirus se dejaba de actualizar correctamente y que si querían podían usar la versión gratuita para solucionar ese problema.

Son sólo dos ejemplos pero en la sección de noticias de Avast o en su blog podéis encontrar más.

Su boletín no será tan apasionante como el del LIDL, pero no molesta, como la mayoría.

Publicado por

Juan García

Divulgador tecnológico y formador. Creo en la tecnología como herramienta para formar ciudadanos más libres y felices. + Sobre mí en http://about.me/juangarciaalvarezdetoledo

2 comentarios sobre “Avast, personas detrás de las newsletter”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Personalmente me congratula la respuesta de AVAST, de echo siempre he pensado que en esto del software el pirateo hizo y hace mucho bien, convirtiendo en imprescindibles programas como los del paquete Office, que de otra manera hubiera sido mucho más lenta su insercción, incluso peligrara la imperiosa necesidad que tenemos hoy de adquirir sus licencias…quién las adquiere! ;)

Los comentarios están cerrados.