En respuesta a Bardem y sus tomates

El usuario humitsec de Menéame ha escrito el que probablemente sea uno de los mejores comentarios del año en la web y la mejor respuesta posible que se le puede dar al surrealista artículo que Javier Bardem ha escrito en El País.

Con la esperanza (que es lo último que se pierde) de que Bardem llegue a leerlo, lo reproduzco tal cual en blogoff. Para entenderlo podéis leer la analogía que hace Bardem entre las copias para uso privado y el robo de tomates en el artículo correspondiente del periódico.

Pongamos el mismo ejemplo.

Javier Bardem quiere «comprar un tomate fresco». Para usar el paralelismo con la industria cultural, Javier debería acudir a una tienda en la que tras pasar por sucesivas manos, el tomate ha incrementado su valor de manera artificial, repercutiendo en el horticultor en menos del 0,1 % de su valor de venta. Son otros, los intermediarios, los que han cobrado más, en muchos casos tan solo por cambiar la pegatina que viene puesta en el tomate. Algo que, por desgracia, no dista mucho de la realidad del mercado de la agricultura –y de la pesca, y de la ganadería…–.

Pero ahora viene la gracia. Javier Bardem no puede compartir ese tomate que acaba de comprar con nadie más, pues de lo contrario la Sociedad General de Agricultores y Especuladores se cabreará con él y lo llamará ladrón: «¡Quien quiera un tomate que se lo compre! ¿Qué es eso de compartir?».

Tampoco puede alterarlo en cualquier forma que no haya sido expresamente autorizada por el horticultor. De hecho, su intención de usarlo para hacer gazpacho se considera un uso no autorizado, y la Sociedad General de Agricultores y Especuladores la condena, llegando a denunciar al comprador si se hace pública la manipulación no autorizada: «El gazpacho, como resultado de la manipulación del tomate entre otros productos, es algo que sólo nosotros, como creadores del tomate original podemos realizar, ya que ese derecho es nuestro. Cualquier manipulación realizada por terceros sin nuestra autorización es una violación de nuestros derechos, y debe ser castigada».

Para colmo, Javier Bardem tampoco puede comerciar con el tomate que acaba de comprar. Si fuera el caso de que tuviera un restaurante donde sirviera ensaladas de tomate –plato que debería contar con la autorización de la Sociedad General de Agricultores y Especuladores–, debería pagar otra vez al horticultor por el lucro cesante que le supone que los clientes de su restaurante vayan a comer un tomate allí, en lugar de comprar otro para ellos. Incluso si el horticultor acuerda no cobrar por este uso, la Sociedad General de Agricultores y Especuladores le cobrará una compensación por tal uso no autorizado.

Por si esto fuera poco, al día siguiente Javier Bardem descubre que tiene que seguir pagando por el tomate que compró ayer, pues los derechos que reconocen el esfuerzo del horticulor estipulan que hay que pagarle por este trabajo hasta más allá de su muerte. Al fin y al cabo él trabajó para producir ese tomate, él plantó la semilla, y día tras día cuidó del crecimiento de la planta, alimentándola cuando lo necesitaba, protegiéndola cuando se debía, hasta el momento de poder recoger su fruto: el tomate. Y ese trabajo debe ser recompensado toda la vida, porque al fin y al cabo, una vez que Javier Bardem ha consumido ese tomate, su organismo se ha beneficiado de él, y ese beneficio para Javier Bardem puede durar años.

Por supuesto este pago Javier Bardem no lo tiene que realizar directamente. No es un impuesto, sino un cobro de derechos, en lo que todo aquello que esté relacionado con el tomate que compró ayer incluirá el pago al horticultor.

De hecho, para proteger el trabajo del horticultor, se ha prohibido que cualquiera pueda producir tomates iguales o razonablemente parecidos a los que compró al horticultor. Por eso no se venden semillas de tomates de ese tipo. Y como aun así es posible que Javier Bardem las obtenga del propio tomate, para reducir el perjuicio ocasionado al horticultor, la Sociedad General de Agricultores y Especuladores ha logrado que se apruebe la inclusión de un canon compensatorio en todos aquellos productos que pudieran facilitar que cualquiera produjera tomates similares a título privado. Este canon se puede encontrar en el abono, el agua, las mangueras, las regaderas, los maceteros, los tiestos, los sistemas de aspersión, las palas, los rastrillos, las carretillas, las azadas y en general cualquier herramienta de agricultura y jardinería, los plásticos y estructuras de posible uso para la construcción de invernaderos, etc.

Por suerte para Javier Barden hay un grupo de personas que consideran que esta situación es un abuso, y han creado sus propias huertas, donde venden los tomates sin todas las restricciones que se han citado, permitiendo su uso y consumo como mejor le parezca al comprador, y destinando prácticamente todo el dinero cobrado al propio horticultor.

Otras personas han creado huertas públicas, donde el cuidado y el mantenimiento de los productos de la huerta es responsabilidad solidaria de todos, y todos pueden disfrutar libremente de los resultados.

En algunos casos las tomateras son el producto de las semillas de los tomates obtenidos a través de la compra a los horticultores tradicionales, y eso ha cabreado a la Sociedad General de Agricultores y Especuladores, porque dicen que eso es piratería, que se están aprovechando del trabajo de sus horticultores, e incluso están en algunos casos obteniendo beneficios por ello.

Así, la Sociedad General de Agricultores Y Especuladores, junto con otros colectivos afectados como Proagripescae, han denunciado en varias ocasiones a los que mantienen dichas huertas. En algunos casos incluso han tratado de crear la idea de que su actividad es más delictiva si cabe porque cobran por otros servicios a quienes acceden a sus huertos a por los productos que allí se disponen gratuitamente.

Por fortuna los jueces, que aun tienen algo de sentido común, siempre han sentenciado a favor de las personas encargadas de las huertas. Esto ha molestado a las sociedades mencionadas, que han movilizado a los horticultores para que protesten y presionen con el objetivo de aprobar una ley que permita cerrar esas huertas sin necesidad de que lo ordene un juez.

¿Qué piensa Javier Bardem de que un colectivo que es parte del conflicto pueda decidir si cierra o no una huerta pública sin requerir la acción de un juez?

46 Respuestas a En respuesta a Bardem y sus tomates

  1. Gazpachou diciembre 24, 2010 en 4:33 pm #

    Qué pena que esta respuesta se quede en un medio con una cobertura muchísimo menor que la que tiene El País. Pero esperemos que al menos lo lea Bardem.

    Sublime respuesta.

  2. Alex diciembre 24, 2010 en 6:40 pm #

    Bardem, Sanz y demás “creadores” que defienden el modelo actual me parece que están muy mal informados de como van las cosas en el mundo real. No puedes comparar la copia de algo virtual con un objeto físico y real que no se puede reproducir al tocar una tecla. Ahí es donde nos la quieren colar, o sea seguir pagando precio de articulo original físico por algo que no lo es y que a la industria le cuesta casi nada copiar.

  3. Antonio diciembre 24, 2010 en 9:31 pm #

    Desde luego, si alguien piensa que eso es una buena respuesta (o una buena analogía para explicar lo que se pretende), mucho me temo que el nivel de la discusión es bajo, muy bajo. Da mucha pena que muy, muy poca gente en Internet en España está dispuesta a debatir con seriedad y honestidad este tema de las descargas. Una pena. Porque después, el gobierno dará un golpe sobre la mesa y se hará lo que ellos quieran.

    Que lástima que sea tan difícil razonar en este país. Luego pasa lo que pasa, y muchas veces pienso que tenemos lo que merecemos (o al menos, lo que merecen algunos).

  4. Ideluis diciembre 25, 2010 en 11:11 am #

    Gran respuesta a pesar del pésimo ejemplo del tomate puesto por el “intelectual” Bardem.

  5. lavapiés diciembre 25, 2010 en 11:34 am #

    No voy e entrar en la brillantez del artículo. No tengo tiempo. Únicamente quiero exponer que se parte de un supuesto falso. Un tomate sólo se puede comer una vez. Donde sea pero UNA VEZ. Si alguien quiere comer otro tomate, tiene que comprarlo. Por otra parte, si fuera posible (que acabará siéndolo) copiar tomates a partir de uno original y para dicha reproducción (asistida o no) fuese necesario un tomate original, seguramente dicho o cada tomate percibirían “derechos de autor”. Así que muchas palabras para elucubrar sobre un hecho incierto. Paja.

  6. Pinoman diciembre 25, 2010 en 12:05 pm #

    Simplemente brillante. De todas formas, el comentario de Barden, muestra que tampoco hace falta ser un lumbrera para triunfar en el cine. Sin desmerecer a los grandes genios… alguno, incluso llevaba el mismo apellido. Los artistas, creo que son los principales perjudicados por la SGAE, puesto que ellos perciben una minima parte por sus derechos… la mayor parte, se la come la infraestructura de la misma SGAE, y naturalmente, el enriquecimiento de sus directivos. Si desapareciera, y se buscara otra manera mas justa para todos de gestionar los indudables derechos que tiene un autor sobre su obra, otro gallo cantaria. Hace unos dias lei que las sals de exhibicion de cine, habian bajado su recaudacion de forma alarmante… Si bajaran el precio de las entradas, y no se enriquecieran con los bares, “otro gallo cantaria” (debere pagar derechos por la frase? seguro que esta registrada)

  7. Ayla Roble diciembre 25, 2010 en 12:25 pm #

    Antes de comentar voy a leerlo de nuevo. Por si vale de algo, le he pasado el enlace a Pilar Bardem, en su perfil de Facebook. Ojalá venga Javier a leer y comentar.

  8. chimo diciembre 25, 2010 en 12:41 pm #

    El ejemplo del tomate no es muy acertado, por se un objeto de un consumo unico. Pero supongamos otros objetos que se venden de la misma manera que la expuesta y que tiene un consumo infinito en el tiempo.
    El canon impuesto es uno de los mayores insultos a la inteligencia y a la sociedad en su conjunto que se haya visto. Los “creadores” , Bardem no lo es a lo sumo es un interprete , se han apropiado del termino. Un cientifico es un creador, un investigador es un creador, un arquitecto es un creador y un biologo es un creador. Que yo sepa a un arquitecto se le paga por un proyecto, una sola vez, y ya no se le vuelve a pagar independientemente el uso que se le de a esa obra y de las veces que se venda o revenda , decore o redecore. Paguemos un canon por el ladrillo , el cemento , el acero o la pintura, no sea que se convierta en una obra cumbre de la arquitectura mundial y tengamos que honrar al arquitecto por los siglos de los siglos, eso si, como no sabemos que ladrillo pasara a la historia , paguemos por todos .
    Los medicamentos tienen 10 annos para ser comercializados, despues cualquier laboratorio puede usar la formula que otros han creado invirtiendo mucho tiempo y dinero. Seamos serios, los musica comercial tiene fecha de caducidad , el cine lo mismo. Solo el cine , musica y literatura , con mayusculas sobrevive en el tiempo, lo demas puro material de consumo masivo. Lo lamentable de todo esto, es que estos “creadores” son personas que se aprovechan de que su medio de creacion les permiten hacerse escuchar. Usando una frase tipica del teatro solo me queda decirles : “Mucha mierda para ustedes”
    PD: espero que no me pidan derechos de autor por esta ultima frase

  9. Javier García diciembre 25, 2010 en 1:28 pm #

    LO PEOR DE TODO ES LA FALTA DE HUMANIDAD DE BARDEM.
    BARDEM NO COPARTIRIA UN TOMATE CULTIVADO EN SU HUERTO, CON UN NIÑO POBRE Y HAMBRIENTO QUE NO PUEDE PAGARLO.
    DE IGUAL FORMA, BARDEM NO COMPARTIRIA UNA PELICULA SUYA (EQUIVALENTE AL TOMATE) CON UN PARADO, QUE NO PUEDA COMPRARLA.
    Creo que el ejemplo es sencillito y categorico, y explica la clara falta de humanidad de Bardem y de la industria.
    ¿Cómo puede ser cultura alguien que se lucra y lleva una vida de lujos totalmente inalcanzable para los demás?
    Debería por tanto Bardem aprender de Socrates y Platón, que daban sus enseñanzas de forma gratuita por el beneficio del pueblo.

  10. Ayla Roble diciembre 25, 2010 en 2:03 pm #

    Para Javier García, comentario #10
    Casi seguro que tienes razón, pero por favor…. ¿por qué nos gritas? :o) En Internet, escribir en mayúsculas no es correcto :-/ Gracias de antemano por comprender.

  11. Ayla Roble diciembre 25, 2010 en 2:05 pm #

    @Javier García: Casi seguro que tienes razón, pero por favor…. ¿por qué nos gritas? :o) En Internet, escribir en mayúsculas, significa que estás gritando :-/ Gracias de antemano por comprender.

  12. Josito diciembre 25, 2010 en 3:13 pm #

    Demagogia, ignorancia, desconocimiento absoluto del mundo de la creacion artística…El creador corre simplemente la suerte de su obra, si va bien sobrevive, si no, se come un colín. Esa es la realidad, millones de autores en el mundo que no se apellidan ni Sanz ni Bardem tienen como unica fuente de ingresos la obra artistica que realizan. Por supuesto tampoco cantan por lo que no pueden subirse a un escenario como estupidamente proclama tanto internauta con faltas de ortografia. Cualquier autor español, incluso malo, desearia ser Frances, ingles, aleman, estadounidense, italiano…

  13. carlos merlo diciembre 25, 2010 en 4:14 pm #

    Todavía hay gente que no entiende que estamos montados en una nueva revolución? No se enteraron que hubo una revolución industrial? Los intermediarios o se reciclan o desaparecen. A los artistas y autores les vamos a comprar su producto mas barato y ellos ganarán mas.
    Quien no se va a preferir ver un estreno de cine en casa por la tele en full HD, en pijamas con las palomitas recien echas, o lo que apetezca comer o beber o lo que sea. Parando la película y volviendola atras. Todo eso pagando cinco o seis euros la entrada por ejemplo?

    En fin, si hacen una ley mediante la cual me cobran un canon sobre un CD virgen porque suponen que voy a piratear algo, la cosa no va muy bien.

  14. Antonio diciembre 25, 2010 en 4:35 pm #

    Sinceramente, estoy muy muy harto de escuchar siempre los mismos tópicos y los mismos argumentos falaces.
    Entre ellos ese de “la industria tiene que adaptarse”. ¡Pero si se lleva adaptando una década! ¿Qué es iTunes, qué es Spotify, qué es Hulu…? Lo que pasa es que lo que no puede ser es competir contra una oferta ilegal y que se salta los derechos de autor a la torera (léase Megaupload, Seriesyonquis…) que claro, precisamente porque se ventilan los derechos de autor pueden ofrecer contenidos gratis, estafando a los autores. ¡Vaya modelo de negocio!

  15. Vaka diciembre 25, 2010 en 4:46 pm #

    Bardem, Sanz, … lo que son es unos hipocritas. Para empezar no pagan sus impuestos en España… yo me avergüenzo de gente como ellos que se dicen españoles.

    El problema es la avaricia que tiene esta industria…

  16. cagnamon diciembre 25, 2010 en 5:56 pm #

    plas, plas, plas, plas!!!

  17. Lola diciembre 25, 2010 en 6:29 pm #

    A los indignados que hablan de “bajo nivel de discusión”: la respuesta es buena, porque deja claro lo estúpido que es el ejemplo que puso Bardem con los tomates.
    Y me sumo a lo que dice el comentario 14: si me cobran un canon por un CD virgen presuponiendo que todos somos unos piratas malvados… que no esperen que reciba después buena gana sus argumentos.

  18. Antonio diciembre 25, 2010 en 8:26 pm #

    Es que no hay que caer en maniqueismos, ni verlo todo o blanco o negro. Yo estoy en contra de un canon indiscriminado, pero no veo por qué se tiene que permitir que varios listillos se lucren con un material que no es suyo (léase Seriesyonkis, Megaupload, y un larguísimo etcétera). A mi es que eso me parece reirse en la cara de los autores y los productores, a los que les cuesta mucho esfuerzo y dinero producir para que luego lleguen otros y se beneficien, y no solo que se beneficien, si no que encima le quitan parte de su mercado. A mi eso me parece de república bananera. Una de las cosas que hace que España se acerque cada vez más a un país de los más cutres de su entorno.

  19. xavi diciembre 25, 2010 en 9:16 pm #

    El problema es que la cultura, es casi para ricos. Yo no puedo ir al cine con mis hijos, porque me cuesta 30 €. Ni 30 € me cuesta la conexión a Internet y puede descargarme películas, cuentos, etc. De vez en cuando como tenemos un cierto interés cultural alimentado con nuestras costumbres de piratas y ladrones culturalse, acudimos a teatro, conciertos y espectáculos locales asequibles que de otra forma, si sólo hubiésemos accedido a la cultura que pudiésemos pagar, seguramente no acudiríamos. Un disco del que me puedan gustar 4 canciones, me cuesta 20 € y no me devuelven 12 porque no me gusten el resto. Tampoco como consumidor de música, me interesan lo más mínimo ni las costosas campañas de márketing ni el caro book fotográfico que trae el CD que encarecen artificialmente, el precio de “la cultura”. Además, yo si descargo una película o un disco, no estoy causando ningún perjuicio a nadie, porque tampoco lo iba a comprar.

  20. Antonio diciembre 25, 2010 en 10:01 pm #

    Es que bueno…eso depende de el tratamiento que se le de a la cultura en cada país…Aquí desde luego, no es de lo mejor. Pero bibliotecas públicas, hay en cada municipio, y no es que estén precisamente abarrotadas. En Francia, en las bibliotecas, hay además fonotecas y videotecas, con películas que los usuarios pueden llevar a sus casas para ver sin coste alguno. Aquí me parece a mi que confundimos “entretenimiento” con cultura. Porque si ves las películas más descargadas del año, no es que sean alardes de culturalidad, o clásicos del cine, ni mucho menos.

    Y eso de que no causas un perjuicio a nadie…En fin, si vives más tranquilo pensando eso, mejor para ti, pero te aseguro que el daño lo causas, el daño que está haciendo a la industria todo este tema te aseguro que no son datos manipulados de ningún lobby, lo he visto con mis propios ojos. ¿O es que te crees que la Metro quebró en base a unos datos manipulados? ¿O por qué crees que los videoclubs desaparecieron de la faz de la tierra? ¿Por qué cada vez hay menos cines en mi ciudad? Y esto no es nada, con lo que puede estar por venir, si se sigue sin proteger los derechos de los autores. Porque la próxima industria en caer, será la editorial.

  21. narbona diciembre 26, 2010 en 3:30 am #

    Como ciudadano consumidor de cine (y de tomates) he de decir que no está en juego la creatividad (o la producción de tomates). Debo decir, que al igual que cuando uno va al mercado central de su ciudad, por lo general puede adquirir tomates probablemente de diversas procedencias, con el consumo de cine no ocurre igual.
    Llevo toda mi vida viendo cine. Pero el que realmente me gusta, que es el español, europeo, chino o de cualquier parte del mundo (porque no sólo se hace cine en Hollywood, oiga), ése, ni con la ley de cupos en la mano, he dejado de verlo en salas imposibles y horarios desquiciados. Y contando que llegue la película a la ciudad donde habito.
    Porque al contrario que con los tomates, algunos, que no son los creadores precisamente, deciden qué y cuando se ve o se deja en un cajón una película. Y a esperar algunos años a que la pongan por televisión y con suerte.
    Del precio de las salas de proyección, como con el precio de los tomates, ¿qué decir?
    Hoy, la técnica, permite o debiera, que yo acceda a un catálogo universal de cine de cualquier rincón del planeta. Abonar un módico precio, razonable, darle a un botón et…. voilà..!! a ver la película. Pero a verla en fecha del estreno, no al cabo de los años. ¿A ningún lumbreras de la “Coalición” se le ha ocurrido adaptarse a los nuevos tiempos? Demasiados intereses de por medio.
    Pues miren: yo también tengo los míos. Y no están a favor de mantener el statuos quo actual.
    Las salas de proyecciones no están vacías por lo que dicen. Sino por poner en todas lo mismo. Y que viene de “donde siempre” (y este es el quid de la cuestión) Asómense a los Festivales y verán como se llenan. Porque es el único lugar en donde se puede ver “otro cine” distinto.

  22. antonio diciembre 26, 2010 en 12:16 pm #

    cada dia tenemos menos libertad, no podemos educar a nuestros hijos sin seguir sus reglas, ni fumar, tampoco beber, no podemos tener una casa con tantas como sobran por que su mercado no vajara los precios. El sistema lo tenemos que cambiar nosotros, ellos nunca lo haran quieren seguir chupando aunque el bote este vacio.MOVILIZACION

  23. Ash diciembre 26, 2010 en 5:08 pm #

    Muy bien hilado. Sólo añadir que en muchos casos esos tomates están subvencionados. Es decir, los paga usted.

  24. Ash diciembre 26, 2010 en 5:12 pm #

    #21 Respecto a las editoriales (que siguen cerrando los ojos) http://seleniums.com/index.php?option=com_content&view=article&id=2456:estamos-locos-juan-jose-millas&catid=68:articulos

  25. Nesta diciembre 27, 2010 en 10:57 am #

    Javier Bardem quiere comprar una antorcha para iluminar su cueva. Javier debería acudir a una tienda de antorchas en la que se venden diferentes modelos de diferentes fabricantes, por unos precios exagerados de los que los fabricantes de antorchas solo ven un pequeño porcentaje.

    Una vez comprada la antorcha, Javier solo podrá encenderla para su uso privado, pues al compartir la luz de la antorcha está violando los derechos de los creadores de antorchas, que verán perjudicado su negocio al poder la gente compartir las luces de sus antorchas.

    Tampoco podrá encender otras antorchas o una hoguera con su fuego, pues se consideraría un uso indebido de la antorcha, que ha sido fabricada para otros fines. Javier no tiene permiso para alterar el uso del producto que ha comprado.

    Por otro lado, un grupo de piratas sin escrúpulos ha instalado cientos de molinos de viento y paneles solares, han distribuido una red de cables eléctricos y han proporcionado electricidad y energía a la cueva de Javier. Ahora con tan solo darle a un botón (mágico), Javier tiene luz y calor en su cueva, sin necesidad de comprar antorchas.

    http://versionsubtitulada.blogspot.com/2010/12/el-boton-magico-de-bardem.html

  26. Gonzo diciembre 27, 2010 en 1:40 pm #

    Independientemente de lo absurdo del ejemplo de Bardem, debo decir que la respuesta tampoco tiene ni pies ni cabeza, por muy bien adornada que esté. Un tomate no se copia y sólo se come una vez, así que no veo el ejemplo. Pero tomates o no …aparte, y estando en contra del canon digital, como estoy, debo decir que mi oficio (ojo, oficio) es escribir, y mucho, le dedico un huevo de horas, y encima no vivo de ello, no veo un duro, y los derechos de autor que me dan por las cosas que he hecho son poca cosa; no tengo vacaciones desde hace años, y si algún día el resultado de trabajo tuviera éxito habría terceros y cuartos (cadenas de TV, exhibidores, distribuidores productores) que se lucrarían con el tema, y me parece muy bien además, pero garantizo que yo seré el que menos gane de todos porque garantizo que en general la llamada creación está bastante mal pagada.

    Un arquitecto crea un edificio, y me parece bien que cobrase dchos de autor si hay lucro de terceros, pero no olvidemos que él tiene un colegio profesional que le protege y puede que incluso un Convenio (no lo sé con seguridad, debo decir)… los llamados “creadores” (yo no me considero eso, simplemente escribo y dirijo, y lo veo como un oficio, con mucho adorno por eso de que lo pueda ver mucha gente el resultado de tu trabajo, pero no es más que un oficio al fin y al cabo) siempre se exponen a unos riesgos que no tienen el resto de mortales, es decir, somos autónomos (yo ni eso porque llevo un huevo sin currar y sin cobrar y ni puedo pagar la cuota), pero además si das el paso y deseas como es mi caso contar historias, no existen bolsas de trabajo, ni ofertas en los páginas de internet, ni posiblidades de contrato fijos.

    La cosa está mal para todo el mundo (bien lo sé que ni siquiera encuentro otro tipo de curros con la que está cayendo), pero para conseguir cobrar por “crear” algo, aparte del esfuerzo y durante mucho tiempo malvivir con otro tipo de trabajos cutres con los que compaginas tu pasión, luego está el conseguir que alguien quiera escuchar tu historia o “creación”. Yo sé que mucha gente en sus curros se sienten frutrados (he tenido muchos tipos de trabajo, también lo garantizo) y que nunca les agradecen el esfuerzo, pero al menos tienen unas mínimas garantías de supervivencia que nosostros no tenemos, si las cosas van mal. Nadie te abre las puertas en este negocio, nadie tiene tiempo para escuchar tus historias, nadie te coge el tfno, generlamente el fruto de tu esfuerzo acumula polvo en algún rincón, si no tienes contactos o no conoces a alguien. Tienes que tragar mucha mierda, no cobrar por trabajar, en muchas ocasiones e, incluso, cuando algún día se ve la luz al final del tunel, dependes de la suerte porque nunca está garantizado el éxito de antemano. Y todo eso lo asumimos porque este negocio ha sido siempre así, pero que encima ahora nos llamen ladrones por querer cobrar dchos de autor, es lo último.

    Por este motivo, a todos los que se creen que vivimos bien, que vivimos de las subvenciones, y que piensan que la cultura debe ser grátis (otra cosa es que bajen los precios, pero ojo, también del resto de cosas: los pantalones, las copas, el pan, la luz) les recomendaría que se metan en esta industria, si tan fácil lo ven. Yo, por mi parte, viendo el panorama y lo que la gente dice, me entran ganas de rendirme y plantar tomates, al menos no tendré que aguantar a tanto imbécil con el que tengo que tratar para conseguir vivir de ello.

  27. Ángel diciembre 27, 2010 en 3:24 pm #

    Creo que se ha escapado del debate un asunto importante… a mí es el que más me asusta. En la última linea del artículo de Bardem se menciona la “ley que proteja al que ha robado”. Y esa ley permitiría cerrar un medio por la opinión de un grupo de personas que se arrogan ese poder, sin la participación de un juez.

    Si en un momento dado las opiniones expresadas en un foro molestan a cualquiera con influencia en la comisión de marras, se ponen unos posts con enlaces a contenidos protegidos, se les denuncia y, en unos días, resuelto.

    Exagerando la cuestión: si tengo una empresa y unos amiguetes en la comisión, pongo en la web de mi competencia, en las opiniones de los clientes por ejemplo, unos enlaces a contenidos protegidos… y el resto es cuestión de interpretación.

    Las personas de la comisión no son jueces, no son un poder público; y al contrario que a los jueces no se les supone nada: ni ecuanimidad, ni honestidad ni independencia. Si ya es complicado que el poder judicial tenga la capacidad de silenciar una opinión, no concibo esa potestad en manos de empresarios, profesionales, intelectuales… cada uno con su gremio, intereses y afinidades.

    No puedo evitar pensar en un mono con una pistola… o un zorro…

  28. chimo diciembre 27, 2010 en 4:12 pm #

    @Gonzo:

    Estimado Gonzo:

    Puede ser que te dediques a escribir, y una parte interesante de la escritura es documentarse. No entiendas esto como una replica, ni una reprimenda, solo es que puntualizo algo de lo que has mencionado de lo que parece que desconoces.
    Como sabrás los arquitectos no solo proyectan viviendas, aunque sean los proyectos que mas habitualmente realizan ( por suerte o por desgracia ahora no hacen de ningún tipo). Que yo sepa también proyectan otros tipos de edificios, para ser mas especificos, todos los demás edificios que puedas ver; de los que te puedes imaginar que hay lucro a terceros ( hoteles, mercados, estaciones de autobuses, teatros , comercios, e incluso cines en las que se proyectan peliculas que se lucran terceros como los llamados “creadores”). En cuanto al colegio profesional, no te defiende de nada. Te lo resumo rápido, es un tramite mas que debe pasar un arquitecto para poder hacer su trabajo. Su función es ridícula , puesto que a la hora de la verdad, no existen convenios, ni honorarios recomendados (ahora son libres), ni ná de ná. Lo único que te queda es la Hermandad de Arquitectos ( una aseguradora a fin de cuentas que han tenido que crear expresamente para ellos, porque ninguna los asegura), donde los planes de pensiones que te haces , por poner un ejemplo , ( porque los arquitectos son autónomos como tú) lo cobras a los 67 años (aclaración: los 67 años es “antes” de entrar en vigor la jubilación para “all the people”).

    Si lo analizamos todo y buscamos la esencia del problema , al final todo radica en uno solo y es que la PROPIEDAD INTELECTUAL en la industria del entretenimiento tiene unos derechos temporales que solo tiene ella.
    Imagina pagar toda tu vida por usar tu casa o porque la usen unos amigos, aun habiendola comprado, o pagar por tu coche si se lo prestas a tu cuñado para ir a cortar un pino (ah , no!! cortar un pino esta mal!!) , o por tu telefono si lo prestas para llamar …puedo seguir poniendote millones de ejemplos de objetos que ha intervenido la propiedad intelectual. El problema de la industria del entretenimiento es que el objeto donde se desarrolla , donde se aplica , es algo como un CD , DVD o papel y ahora eso ha cambiado. Paso lo mismo con una cosa llamada maquina de vapor hace un par de cientos de años. Se le llamó revolución industrial y ahora se llama revolución tecnologica. Los que se adapten a este nuevo habitat , estupendo, los que no , ya sabes renovarse o morir.
    Lamento tu situación, pero en todos los sitios se cuecen habas.

  29. Yo diciembre 27, 2010 en 5:26 pm #

    Cuanta DEMAGOGIA… por una lado y por el otro…

    “Por suerte para Javier Barden hay un grupo de personas que consideran que esta situación es un abuso, y han creado sus propias huertas, donde venden los tomates sin todas las restricciones que se han citado, permitiendo su uso y consumo como mejor le parezca al comprador, y destinando prácticamente todo el dinero cobrado al propio horticultor.”

    Y se queda tan pancho el tio… todo para el horticultor¡¡¡

    Abro una web… pongo enlaces de megaupload.. cobro en publicidad y todo para el horticultor¡¡

    Toma ya¡¡¡

    De base mezclamos dos temas complemente independiente… si es caro o no un disco y si descargamelo GRATIS de internet es robar.

    Pues las dos cosas son que si¡¡¡

  30. Yo diciembre 27, 2010 en 5:32 pm #

    @chimo

    Si un arquitecto cobrara cada vez que alguien entra en un edificio le pagarian por realizar el edificio 1.000 euros, en vez de 1 millon como puede cobrar ahora simplemente.

    Si se que algo me va a dar ingresos de por vida pues pago menos de base y el resto seria una especie de variable.

    Por cierto que tiene que ver que la musica sea cara con que este bien robarla??

    Lo levis son caros y si entro en un tienda y los robo,pues porque unos vaqueros que los compran en china por centimos me parece un abuso que me lo vendan por 100 euros, eso es licito??

    Pues no esta bien que yo los robe ni esta bien que Levis abuse de niños del 3º mundo

  31. Yo diciembre 27, 2010 en 5:33 pm #

    @chimo

    “Imagina pagar toda tu vida por usar tu casa o porque la usen unos amigos”

    No hace falta imaginar se llama alquiler y existe hace muchisimo, es otra “forma de pago”

  32. Oscar diciembre 27, 2010 en 10:42 pm #

    Tomates, vaya, la cosa va de tomates… pero seguimos obviando lo esencial: que lo que se hace en la Red no es compartir cultura, sino otra cosa. Yo “comparto”, el eufemismo que se utiliza de manera perversa para decir que pirateo por la red. Y no me lucro con ello, simplemente me ahorro pagar por un disco o un libro, o me adelanto ali estreno de un capítulo de una serie en abierto y lo veo on line o me lo descargo. Puedo aludir a la cultura y quedarme tan ancho, pero, por favor: si por un lado critico el comportamiento voraz de entes privadas como la $GA€, que dictan leyes y se llenan las arcas, no puedo mirar a un lado e hipócritamente hablar de “compartir” cuando lo que hago es robar. Lisa y llanamente, robo, y no en plan Robin Hood, sino por mi entretenimiento, mi disfrute de música, libros y series de TV (las películas en la sala de cinem, que es como mejor se disfrutan). Todo lo demás, demagogia por muchos sitios y, por parte de nosotros los internautas, hipocresía.

    Asumamos que el modelo actual no es viable: ni el modelo $GA€ ni el “todo gratis” a un toque de tecla. No podemos seguir con el mismo discurso por ambas partes. No, enrocarse cada uno en su postura no es la manera de avanzar.

    Fdo: un tipo que no “comparte”, sino que roba y lo asume. Y que seguirá haciéndolo: hipocresía, la justa.

  33. yo diciembre 28, 2010 en 8:42 am #

    @Oscar:

    Enhorabuena, por fin algo de cordura.

    Y no demagogia y mas demagogia.

    Yo tambien robo… y si me pudiese llevar los chalecos gratis del corte ingles sin peligro ninguno tambien lo haria… por supuesto

  34. chimo diciembre 28, 2010 en 1:07 pm #

    @Yo:
    Estimado Yo:

    Me parece bien que defiendas la propiedad intelectual de los autoproclamados “creadores” con tanto entusiasmo.

    Estoy de acuerdo contigo en que no puede ir nadie , por ahi, asaltando comercios , eso tiene un nombre , pillaje.
    Al igual que la “creacion” no es propiedad exclusiva de los musicos, cineastas y escritores, tambien te digo que la Propiedad Intelectual se mide con distinto “rasero” según para quien sea.
    Si lees mi entrada #9, verás que tambien hay otras propiedades intelectuales, ya no voy a decir más utiles, pero al menos igual de importantes que las que se deriban del entretenimiento.

    De todo lo que he manifestado aquí, no podrás deducir que estoy de acuerdo con que se baje uno gratis cualquier cosa , de cualquier forma.

    Lo que estoy diciendo de manera clara y rotunda son dos cosas :
    1. La Propiedad Intelectual es algo mas que lo que manifiestan los “creadores” ( musicos, cineastas,…) y que el resto de creadores no tienen esos privilegios temporales.
    2. La industria del entretenimiento se ha quedado obsoleta y no ha querido o sabido adaptarse al nuevo medio. Tienes ejemplos por la red de modelos de negocio con musica y cine, en muchos casos gratis y totalmente legales,con beneficios para todos , incluidos los autores.

    Te recomiendo que leas el articulo de Carlos Rebato “Sinde, ¿Quieres modelos de negocio? Toma modelos de negocio”, que es bastante ilustrativo

    Por ultimo , dos puntualizaciones :

    1. Un arquitecto puede cobrar entre el 5% y 6% aproximadamente del Proyecto de Ejecucion Material . Para cobrar el millon de Euros tendria que hacer proyectos con un PEM, entre 15 y 20 millones de Euros ( te inico que el PEM suele ser el 30% del coste total de una promocion) Resumiendo: en una Promocion de 60 Millones de Euros un arquitecto podria cobrar ese millon de Euros que comentas. ( 60 millones darian para hacer unas 400 viviendas aproximadamente, ya me diras que arquitecto puede hacer eso hoy en dia)

    2. El alquiler de cualquier producto, es una cesión de derechos al que lo alquila, no es propiedad. Cuando compro algo, adquiero la propiedad , por lo tanto , adquiero el derecho del uso y del disfrute sin mas limiaciones que las establecidas en la ley. El problema es que las limitaciones son diferentes según que tipo de propiedad intelectual sea, y eso ,no es justo.

  35. yo diciembre 28, 2010 en 4:10 pm #

    Es que creo @chimo:

    ” El problema es que las limitaciones son diferentes según que tipo de propiedad intelectual sea, y eso ,no es justo.”

    ¿Porque exactamente no es justo? seria justo poder comprar una entrada para el teatro y poder compartirla con todos tus familiares y amigos?

    Porque un aquitecto cobra por proyecto realizado y un artista por copia vendida… y resulta que de una copia se permiten obtener miles y que otros sean quien gane el dinero… esa es la realidad y es la que se tendra que terminar.

    De acuerdo que canon, etc. son abusos pero nos guste o no es otra lucha diferente

    Sigo pensando que solo hacemos mezclar y mezclar terminos y ambitos que son completamente independientes entre ellos.

    Que el negocio no puede seguir montando como hasta ahora correcto.
    Que descargarse gratis una pelicula es robar correcto tambien.

  36. Luis Serrano diciembre 28, 2010 en 4:34 pm #

    Esta respuesta tiene un único fallo pero desmonta todo su sentido:

    “Por suerte para Javier Barden hay un grupo de personas que consideran que esta situación es un abuso, y han creado sus propias huertas, donde venden los tomates sin todas las restricciones que se han citado, permitiendo su uso y consumo como mejor le parezca al comprador, y destinando prácticamente todo el dinero cobrado al propio horticultor.”

    Esos que dice que crean sus propias huertas (las webs de descargas) “venden” los tomates que otros han cultivado, y ningún dinero se va al horticultor por ello.

    Está claro que el modelo está mal, y que hay mucho intermediario, que el producto final es caro. Es una buena analogía pero aquí parece que pintan las web de descargas como la respuesta a ese fallo del modelo de mercado, como si con su existencia se solventara una injusticia. Pues no, no se solventa, pues los únicos beneficiados en la cadena de consumo somos nosotros, los internautas que descargamos lo que queramos. Pero falta meter en esta solución también a los autores.

    Tampoco olvidemos que, soluciones como Spotify, que son un “buffet libre de tomates”, son una buenísima alternativa. Y muy pocos pagan la opción premium. Podréis decir lo que queráis, pero la GRAN mayoría de gente que descarga, no está dispuesta a pagar ni un sólo euro, lo quieren todo y lo quieren gratis.

    Con esto no apoyo ni a Barden ni a Sanz, y mucho menos a la SGAE, pero un poquito más de visión global, no sólo la parte que nos afecta a nosotros. Todos tenemos derechos, y las personas que viven del negocio del entretenimiento también.

    Yo pondría otro simil: “Tengo derecho a una vivienda”. Pero no puedo permitirme una. ¿Qué hago? ¿Patada y puerta abajo? La Constitución dice claramente que tengo derecho a una vivienda digna, pero no tengo una porque no puedo pagarla.

    Otro ejemplo menos constitucional. Ropa. Quiero ropa, la necesito para ir por la calle, para ir al trabajo. Pero no tengo pasta. Pues señores, en vez de ir a Zara, me voy al mercadillo. La gente que no tiene pasta para escuchar al grupo de moda porque “no puede pagar su disco” ni los 10 cochinos euros de Spotify, pues que escuchen otra cosa. La radio, por ejemplo. Es gratis. O las ofertas de la FNAC. Pero así como yo no iría a coger sin permiso la ropa de Zara porque es más fashion, tampoco puedo justificar con tanta pasión descargar el disco de moda porque me guste más.

    Es cosa de lógica.

  37. Pau diciembre 28, 2010 en 5:11 pm #

    @lavapiés: Hoy día se pueden “reproducir” tomates, patatas, lechugas etc sin tener que pagar ningún canon. Y como se dice en el blog, Ferrán Adriá no le tiene que pagar al agricultor ningun canon por poner su tomate en el menú y cobrarlo a 50 €. Segun el modelo de negocio de las discográficas, en todos los casos anteriores habría que pagar canon, y eso es induscutible querido amigo. Una cosa es la invención o la producción (donde por cierto la mayoría de actores y cantantes no aportan nada) y otra muy distinta la reproducción. Si el coste de la reproducción fuese el real, como ocurre en ciertas ocasiones en internet (itunes) no habría ni debate. Cambio de modelo de negocio, eso es lo que no quieren ver…. pero lo verán.

  38. Oscar diciembre 28, 2010 en 5:44 pm #

    @Luis Serrano:

    “Esos que dice que crean sus propias huertas (las webs de descargas) “venden” los tomates que otros han cultivado, y ningún dinero se va al horticultor por ello.”

    Muy cierto, pero entonces es cuando sale lo de la “copia privada”. Yo tengo un DVD, lo he comprado, se lo dejo a mi hermana y ella se lo copia (si puede, claro). Eso es copia privada. Si yo me bajo el último disco de Bruce Springsteen: primero, ¿lo he pagado? no; segundo, ¿estoy compartiendo una copia privada? menos aún, estoy robando y encima salgo con la excusa de la “copia privada”; y tercero, quien ha colgado ese disco, ¿lo ha comprado o lo ha robado y permite que todo quisque se lo agencie? ¿Dónde está la copia privada en todo esto? Lo que nos bajamos de la red, ¿surge por ósmosis acaso?

    Robamos y luego nos hacemos los inocentes, “compartimos”. Hipocresía la justa, por favor. Claro que me jode pagar 20 € por un disco, pero si lo robo, lo robo.

    Claro que el canon digital es una hijoputada, pero es otra guerra. Como lo es la $GA€ y el modo en que vergonzosamente se lucra en nombre de los derechos de autor. Pero no miremos a un lado cuando estamos descargándonos cosas de la red que no son nuestras, y menos aún salgamos con la $GA€ cada dos por tres, como si el “y tú más” soluciona las cosas.

  39. Bardem tonto pero no tanto diciembre 29, 2010 en 7:57 am #

    Pues yo no estoy tan de acuerdo:

    Primero, un tomate es el resultado de un mero proceso orgánico, no interviene ningún esfuerzo intelectual por parte del cultivador, con lo cual nos estamos saliendo del ámbito de discusión de los derechos de propiedad intelectual y entrando en otra cosa que no es lugar de discutir.

    Segundo, fíjaros en lo que inconscientemente escribe el autor: “el tomate que acaba de COMPRAR Bardem”… Coño, es que precisamente lo que se discute es que NADIE compre las canciones…

    Y además… ¿es que no ha visto el autor del post -y no hace tanto- a agricultores tirando camiones de tomates a las autopistas, debido al bajo precio que les pagaban?

    Lo que pasa es que el mundo del tomate es menos mediático y cool que el del cine y la música, y a los internautas militantes no les debe interesar tanto saber cómo funciona.

    Si este es el mejor comentario de internet del año, malita está la cosa en el mundo de los blogs.

  40. volare diciembre 29, 2010 en 4:07 pm #

    La analogía de Bardem es incorrecta, y por tanto la respuesta también. #10 Seguramente tú tampoco. Y puede que hasta menos, ya que extrapolas una opinión de un señor para sojuzgar su humanidad. Sí, eres peor persona que Bardem.

  41. volare diciembre 29, 2010 en 4:07 pm #

    Y sí, yo también.

  42. Andrew diciembre 30, 2010 en 10:01 am #

    Articulo impecable.
    Lo malo del asunto es que lo que cuentas es casi real. Ya está pasando con agricultores norteamericanos que han sembrado semillas de Monsanto.

    Las semillas son del proveedor en todos los casos, incluido las semillas que se generan cuando los tomates han madurado. Monsanto controla personalmente a los agricultores de que no reusen las semillas del tomate que han comprado. Y los tomates están regulados también por Monsanto…

    Olvidaba también que, todas las semillas esparcidas en la tierra de labranza, no te pertenecen, no puedes guardarlas, volverlas a sembrar, etc.

    En resumen, compramos un producto y nos imponen su uso.
    Luego la ley sinde de que habla, autores o multinacionales?

  43. Kiko diciembre 30, 2010 en 4:25 pm #

    @lavapiés: Tienes razón parte de un supuesto erróneo, el ejemplo es de Bardem (que quiso comparar tomates con propiedad intelectual).
    Aspectos aparte son acerca del tiempo que dura la propiedad intelectual (frente a propiedad industrial u otros valores tan intangibles)

    Así por ejemplo una patente dura 20 años (tiempo suficiente para explotarla y permitir que después de este periodo sea comercializada por otras empresas), no se entiende muy bien que tiene más de creador un músico que un científico.

  44. Inde enero 5, 2011 en 11:43 pm #

    Yo no sé cuáles son las películas o los discos o libros más “bajados” en internet. Pero de lo que conozco en mi entorno puedo decir que la posibilidad de descargar ese tipo de productos desde la red la utilizamos para poder acceder a muchas cosas que no están en el mercado, que son “inconseguibles”. Si esa posibilidad se corta, habremos de morir al palo de lo que nos ofrece el mercado; y eso no resulta muy atractivo: los cuatro discos de los cuatro bisbales que están en promoción, los últimos éxitos de las editoriales gordas que están en promoción, las últimas pelis bazofia que están en promoción. A mí que no me esperen. Bendita red.

  45. carlos enero 6, 2011 en 10:52 pm #

    Muy buena la respuesta, y aprovecho para felicitaros por el blog. Lo descubrí hace unos días y estoy enganchado.

    Yo añadiria otro simil como respuesta al gran Bardem.

    Lo del canon digital es como si cuando compras un tupperware te cobran un canon especial por si vas a guardar en él tomates robados.

    Un saludo

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - diciembre 24, 2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El usuario humitsec de Menéame ha escrito el que probablemente sea uno de los mejores comentarios del año en la web y la mejor respuesta posible que se le puede dar al surrealista artículo que Javier Bardem ha escrito en El P…..