Quizás no lo sepas pero Ask.fm lo está petando

Un rápido viajecito a Google Trends y un filtrado por “ask” (sólo para España lógicamente) devuelve un Everest de lo más interesante:

Trends es una herramienta extraordinaria para aproximar el tráfico de páginas web porque los internautas somos vagos por naturaleza y cada vez más usamos google para acceder al dominio principal de una web en lugar de escribirlo en la barra de direcciones. El pico de arriba por lo tanto no es consecuencia de que el pésimo nivel de inglés de los estudiantes españoles obligue ya a buscar qué significa “ask” en Google sino a que existe una paginuca muy interesante llamada Ask.fm que lo está petando.

Mis sospechas empezaron este curso 2012/13 cuando en las charlas a chavales que impartimos Adamaweb empezaron a surgir preguntas sobre esta web. Pero muchas. La mayoría de los chavales no tenían ni idea de qué era Instagram o Foursquare pero este rollo de Ask.fm parecía ser la última moda así que desde la ignorancia más absoluta traté de acercarme al fenómeno.

Ask.fm es un clon de Formspring (que quizás os suene más). Clon en todo regla porque salió más tarde y porque tiene exactamente la misma funcionalidad: un usuario se crea un perfil donde otros usuarios, anónimos o registrados, pueden hacerle preguntas. Cosas del efecto red pero Ask ha aplastado a Formspring en España y ha calado por completo en el público juvenil. Os pongo el mismo gráfico de trends con otras redes sociales para que os hagáis una idea.

Y ahora viene la pregunta del millón ¿por qué? Y por si queréis dejar de leer en el sexto párrafo os adelanto que no tengo ni idea pero para haceros más entretenida la lectura os dejo respuestas de algunos perfiles aleatorios de adolescentes donde he dejado la pregunta de forma anónima.

Imaginaros esta situación: un profe le dice a una alumna que la va a sentar en una silla delante de todo el colegio para responder a las preguntas del resto de alumnos sin ningún tipo de filtro. Además las preguntas serán anónimas con las consiguientes salvajadas de por medio.

No es ya que a ti no te apetezca es que ¿piensas que es una situación atractiva para una chica de 15 años? Yo juraría que no.

La idea de que los adolescentes les gusta ser el centro de atención me chirría a menudo. Siempre he tenido la sensación al darles palique que lo que quieren es ser uno más, ser del montón y pasar desapercibidos. Cuando eres el centro de atención inevitablemente te desmarcas debido a tus preferencias individuales.

Si lanzas al aire a un grupo de 40 cuartodeesoañeros la pregunta “¿qué música os gusta?” verás encogimiento de hombros y un silencio sepulcral (salvo “el raro” que es el que siempre responde o levanta la mano sin importar lo que piensan los demás).

Incluso si preguntas individualmente “TÚ ¿qué música te gusta?” que suele ser mi táctica para que alguien hable, 9 de cada 10 veces te encontrarás con “pues… no sé” o “mmm… lo típico” o “esteee… lo normal”.

Si al finalizar la charla coges a un alumno, lo sacas del grupo y en privado le repites las pregunta te responderá sin problemas. En público da mucho palo porque ¿y si lo que me gusta a mí no le gusta a los demás? ¿y si esa diferencia me define de algún modo? ¡Como para decir que me gusta Black Sabbath delante de todo el grupo! Automáticamente seré el gótico, el heavy o el raro a secas.

Si en el mundo real (TM) no quieres ser tener el foco sobre ti ¿por qué en Internet sí?

A partir de aquí son sólo elucubraciones así que encantado de que participéis en los comentarios.

El monitor genera una falsa burbuja de seguridad. Una distancia medida en herzios frente al interlocutor que modifica el comportamiento del emisor. Que las personas hacen y dicen cosas por Internet que no harían ni dirían en persona es obvio pero no deja de fascinarme.

En las charlas, hablando de las fotos de Tuenti, suelo preguntar a los alumnos cómo se sentirían si algunas de esas fotos (de borrachera el fin de semana o en bikini en la playa) se proyectaran en una pantalla, en un salón de actos, con 300 personas mirando. Basta algo tan sutil, una traslación tan simple de lo virtual a lo real para que se sientan incómodos. Hay mucho miedo a exponerse físicamente pero no lo hay virtualmente.

El miedo a lo que piensan los demás, en Internet se transforma en el interés por lo que piensan los demás sobre mí.

Que tengas un montón de personas preguntándote cosas en tu perfil de Ask supongo que los traducen en que resultas interesante para otros. Supongo que en el siglo XX sería el equivalente a tener el buzón lleno de cartas (yo era de los que no recibía ni un puto christmas por cierto).

En realidad si uno se da un paseo por las principales redes sociales españolas se da cuenta de que dentro de las horas dedicadas a la socialización, un adolescente pasa más tiempo expuesto y exponiéndose que protegiéndose por lo que quizás el comportamiento a analizar (el excepcional) sea el físico, el cara a cara y no el virtual (el frecuente).

Existe una brecha cada vez más grande entre la forma en la que se relacionan los adolescentes a través de Internet y la forma en la que se relacionan personalmente. Sé que suena un poco a abuelete pero no estoy diciendo nada del tipo de que una cosa sea mejor que la otra. Me parece cojonudo y natural que un chaval tenga una cuenta en Ask, en Tuenti o donde sea pero me deja perplejo como todo ese potencial social, creativo y participativo no tenga su correspondencia en el mundo real.

En Internet tenemos adolescentes hiperestimulados rodeados de notificaciones, peticiones de amistad y mensajes. En el mundo real tenemos pasmones idiotizados con mono de estímulos que nunca llegan gracias a planes educativos diseñados por ministros de otro tiempo.

No sé cómo evolucionará esta brecha entre Identidad Digital de los jóvenes e Identidad Personal pero el hecho es que la hay. El único punto en común es la mediocridad que, por si llegáis tarde al país, hace tiempo que se ha convertido en un deporte nacional.

,

4 Respuestas a Quizás no lo sepas pero Ask.fm lo está petando

  1. Fede diciembre 4, 2012 en 9:40 pm #

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo en que cada vez la brecha entre las relaciones virtuales y las reales o cara a cara se amplía, y esto ocurre en la mayoría de los casos (no digo “siempre” por no generalizar) en el mismo sentido. Es decir, cada vez los adolescentes (y no tan adolescentes) están más conectados por las redes sociales virtuales, y menos por las interacciones reales.

    No es extraño ver en cualquier restaurante de comida rápida un viernes por la tarde una mesa rodeada de adolescentes en la que la mayoría de ellos están constantemente chequeando sus smartphones. Que yo no recuerdo así esas salidas, y que eso ha cambiado mucho, es un hecho.

    Por otra parte, también me llama mucho la atención un aspecto que se resalta en el artículo, y es el derroche de creatividad que es patente en muchas webs típicamente frecuentadas por adolescentes (y no tan adolescentes). Me hace reflexionar sobre la de cosas chulas que podrían hacerse encauzando esa creatividad de otra manera. Pero claro, nadie es quién para decir aquí cómo debe encaminar cada uno sus acciones.

  2. borfthedog diciembre 5, 2012 en 7:51 am #

    Interesante “análisis sociológico”. Me ha gustado mucho el artículo, más como reflexión que como intento de encontrar una respuesta “científica”.
    Un saludo…

  3. Samuel diciembre 7, 2012 en 5:56 pm #

    Estoy de acuerdo. De echo, este es el “fabuloso siglo de las telecomunicaciones”, ¿no? Que curioso….en el famoso siglo de las comunicaciones es el siglo en el que hay mayor porcentaje de suicidios y de gente que muere sola en sus casas.

    Yo el problema lo veo que actualmente tendemos a relacionarnos únicamente a través de Internet. Cuanto más nos relacionemos los jóvenes por Internet, menos nos relacionaremos en el mundo real.

    Esto me recuerda a una situación que me pareció graciosa.

    Estaba comiendo un día en un restaurante, y en frente de mi había una pareja comiendo tranquilamente. Después de cada bocado cogían su móvil y se ponían los dos a usarlo. Prácticamente no se dirigieron la palabra en toda la comida.

    Eso me dio una sensación……me dio mucha pena la verdad. Quiero decir, estás comiendo tranquilamente con tu pareja…pero por el puñetero móvil no os dirigís la palabra en toda la comida…..

    Como esto siga así….la sociedad tiene que cambiar y ver Internet como un complemento en su vida social, no como un sustituto.

    Saludos,
    Samuel.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - diciembre 4, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Un rápido viajecito a Google Trends y un filtrado por “ask” (sólo para España lógicamente) devuelve un Everest de lo más interesante: Trends es una herramienta extraordinaria para aproximar el tráfico de páginas we……