¿La culpa fue de Jennifer Lawrence?

Si vives en este mundo te habrás enterado de la filtración del robo de fotos comprometidas de famosas que se publicaron en 4Chan y Reddit el domingo pasado. Muchos nombres conocidos, más en EEUU que aquí, pero suficientemente populares como para que los propios administradores de 4chan y Reddit bloquearan la publicación de estas imágenes; algo excepcional, especialmente en 4Chan, cuyos canales se enorgullecen de ser un ataque permanente a la sensibilidad de cualquier internauta. Aviso, mucho mejor que entrar a conocer 4Chan es leerse este artículo de Vox sobre él.

Paralelamente a toda la rumorología sobre cómo se robaron las fotografías (fallo de seguridad en iCloud de Apple, ataque por fuerza bruta contra las contraseñas, ataques man in the middle en WiFi de entregas de premios…) se ha establecido otro debate muy interesante: si en estos casos culpabilizamos a la víctima de forma innecesaria cuando todos los focos debería estar sobre el delincuente.

De forma coloquial, una parte de Internet critica la inconsciencia de estas actrices. Nada más representativo que este tweet del redactor jefe de El Mundo:

Del otro lado tenemos por ejemplo este tweet de David Bravo:

Si nos vamos a artículos algo más largos destacaría en la primera línea el artículo de Pablo Herreros Por qué no debes hacerte fotos porno y en la segunda el artículo Como a putas de Javi Dale.

Me gusta el debate porque es muy de padres. Quiero decir, cuando veo algo parecido en un centro escolar están los padres que protegen a su hija a toda costa y los padres cuya primera reacción es “¿Cómo se te ocurre hacerte esas fotos?“. Si bien en este caso hablamos de menores y en el caso de las fotos de esta semana hablamos de chicas mayores de edad (salvo el caso del robo de fotos de McKayla Maroney cuyas implicaciones de nuevo están genialmente documentadas en este otro post de Vox)

La mayoría de edad no es baladí, de verdad creo que un adulto en su vida privada puede hacer lo que le de la gana siempre y cuando no haga daño a nadie, no se dañe a sí mismo y especialmente no dañe a su pareja. Si te apetece andar desnudo por tu casa me parece perfecto, si te gusta más un postura sexual que otra me da absolutamente igual. Si por el contrario decides que lo que te excita es pegar a tu pareja pues entonces sí que me importa y me preocupa.

Así pues, tengo claro que Jennifer Lawrence tiene derecho a hacer lo que le de por la gana en su vida privada sin rendir cuentas a nadie. Cierto que su popularidad dificulta esta situación pero no por ello tiene menos derecho que los demás a tener al menos algún área de su vida que permanezca privada.

Sin embargo, y este es un gran “sin embargo”, hay algo que me acerca ligeramente a la postura de Pablo Herreros.

La pregunta, nada sencillita, es: si alguien sabe que va a correr un riesgo y lo corre ¿es en parte responsable de lo que le pase?. Obviamente no pretendo responder algo así que supongo que en filosofía del derecho se trate y a fondo, pero quiero señalar que esta es la idea que hay detrás de algunas posturas.

Porque vivimos en mundo donde privacidad e Internet no parecen darse la mano. Digitalizar y almacenar en un servidor externo un contenido íntimo no se puede comparar a caminar desnudo por tu casa. Moralmente, insisto, no aprecio diferencia entre las dos acciones. Pero que la primera supone un mayor riesgo para la privacidad de la víctima que la segunda creo que es una obviedad.

Deberíamos olvidarnos de comparaciones y basarnos en hechos: Google reconoce que los emails no son del todo privados, Facebook/Instagram/Whatsapp van saltando de vulnerabilidad en vulnerabilidad y hasta una app centrada en la publicación de secretos de forma anónima resulta no ser tan secreta. La privacidad en la nube, al menos desde el punto de vista del usuario (quizás no tanto empresarial) es un deuda pendiente desde hace tiempo. Hablamos de las empresas más importantes del mundo, cotizando en bolsa y ofreciendo dinerales a aquellos informáticos que descubran agujeros en sus sistemas. No te digo ya las pequeñas.

¿Es gente como Jennifer Lawrence consciente de esta situación? Si tuviera instalada Rethink y saltara un aviso como el que sigue ¿enviaría esa foto igualmente o dejaría que se la tomasen?

selfi

Desde luego no se puede culpabilizar a alguien que no dispone de toda la información por tomar una mala decisión.

Del mismo modo creo que utilizar la tecnología para guardar contenidos del ámbito privado actualmente es una mala decisión que tomarás a no ser que estés perfectamente informado.

Por último creo que aún estando perfectamente informado existe una demanda legítima y aceptable de utilizar la tecnología para la vida privada. Tenemos un problema porque la oferta para esa demanda es cero.

Aunque suene a truco SEO barato de verdad que me gustaría saber vuestra opinión en los comentarios.

 

6 Respuestas a ¿La culpa fue de Jennifer Lawrence?

  1. Amador Septiembre 6, 2014 en 11:53 am #

    Me quedo con tu penúltimo parágrafo. ¿Sería posible obtener garantías y seguridad de los servicios en la red que usemos? Entiendo que, de existir este servicio (que lo desconozco), si fuésemos a un banco a depositar una foto nuestra, la entidad nos haría firmar un contrato por el cual se responsabiliza de su seguridad y nos indemnizarían en caso de pérdida. ¿Para cuando la equivalencia online?
    Tenemos: responsabilidad personal, responsabilidad del servicio y responsabilidad del ladrón. Pienso que la del servicio es la única en la que queda mucho por hacer.

  2. Outconsumer Septiembre 6, 2014 en 12:45 pm #

    Estoy de acuerdo en que el debate no hay que centrarlo en si Jennifer Lawrence debe o no debe hacerse fotos desnuda, sino sobre si debe o no debe guardarlas en un sitio que no es seguro del todo. Es evidente que alguien famoso no puede acceder a las mismas cuotas de privacidad que quien no lo es y es evidente también que una foto de Jennifer Lawrence desnuda es algo que mucha gente quiere ver y por la que mucha gente pagaría dinero, lo que la hace más vulnerable en la red que cualquier otro tipo de foto.

    ¿El debate, sin embargo, es más profundo: tenemos derecho a la intimidad en Internet? ¿Sabemos que hay fallos de seguridad y que las empresas no siempre nos lo cuentan todo, pero tenemos ese derecho? ¿Podemos reclamarlo? Voy a poner un ejemplo: Jennifer Lawrence se pasea por su casa desnuda y no corre las cortinas. Está en su casa, no tiene ninguna obligación de hacerlo, si no quiere. Un paparazzi se sube a un árbol y le saca fotos desde la calle. Y luego las publica, claro. ¿Es culpa de la actriz? ¿Tiene derecho a ir desnuda por su casa sin que nadie invada esa privacidad? Creo que estamos ante un caso similar (no sé la respuesta en el plano legal, la verdad) y que es importante que empecemos a decidir o a darnos cuenta de si existe el derecho a tener privacidad en la red. ¿Sabemos que dicha privacidad no suele existir, pero el derecho lo tenemos?

  3. Suso Septiembre 6, 2014 en 7:46 pm #

    Creo que se mezclan dos cosas totalmente diferentes: El derecho y la prudencia. Por hacer una analogía, yo a mis hijos les enseño a mirar a los lados antes de cruzar en un paso de peatones. Que tengan prioridad de paso no significa que no tengan cuidado por si algún conductor, intencionadamente o no, se la salta. Creo que esto enlaza con lo que se dice mucho en esta página y en otras sobre los supuestos “nativos digitales”: Mucha gente no es consciente de cuales son los problemas y los riesgos de sus comportamientos en Internet.
    Todo esto no entra, por supuesto, en colisión con el hecho de quién es víctima, y quien culpable.

  4. Zayra Moises Septiembre 12, 2014 en 2:11 pm #

    Leí el artículo de Pablo Herreros y también lo compartí. Porque sí creo que la culpa es del delicuente y no de la celebridad. Como bien dices acá, que Lawrence sea una figura pública no significa que no tenga derecho a tener un pedazo de su vida no expuesto a la mirada de la sociedad. Es más, creo que este debate se abrió con la muerte de Lady Diana, ¿hasta qué punto tienen derecho los admiradores o los generadores de noticias de conseguir de su celebridad lo que deseen?

    ¿Se saciarán algún día?

    Me solidarizo con las víctimas de este ataque, porque seguramente no tenían la información necesaria, como muchos de nosotros antes de leer artículos como éste, y porque ahora resultan ser unas “p*tas” por expresar su sexualidad posando frente a una cámara.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Septiembre 6, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Si vives en este mundo te habrás enterado de la filtración del robo de fotos comprometidas de famosas que se publicaron en 4Chan y Reddit el domingo pasado. Muchos nombres conocidos, más en EEUU que aquí, pero suficien…

  2. El color de la comunicación - Septiembre 8, 2014

    […] Juan García en el post “La culpa fue de Jennifer Lawrence” del “Blog blogoff” nos habla de los riesgos de la comunicación. El debate abierto por el […]