Tus hijos y las redes sociales: una guía para padres

Estas navidades, como ha ocurrido en cualquier otra del mundo post-iphone, niños de miles de hogares recibirán su nuevo móvil, una tablet si son muy peques o un ordenador si sus padres son unos frikis. Y como en tantos otros años el mito del nativo digital, ese que dice que a los chavales no hay que enseñarles nada porque “nacen aprendidos”, “nos dan 1000 vueltas”, “están todo el día con el móvil” y demás lugares comunes, hará acto de presencia y provocará que un buen puñado de menores se estapinen en las redes sociales.

Seguir leyendo

¿Necesitas ayuda para presentar en público?

Así a lo tonto mi buen amigo César y yo llevamos año y medio publicando en el blog de presentaciones Muerte Por Powerpoint. Allí encontrarás un buen puñado de trucos y consejos para que tu audiencia no quiera suicidarse en tu próxima presentación. Cosas como El poder de la diapo oscura, Cómo preparar una charla extensa y que no haya heridos o Elegir los colores de una presentación.

Hoy hemos decidido lanzar un nuevo servicio que ya hemos probado en fase beta con gran éxito en varias ocasiones: te ayudamos directamente con tu presentación. Nos reunimos por hangout o Skype, nos das tu charla y te la destrozaremos sin piedad hasta que se transforme en una charla memorable que deje a todo el mundo con la boca abierta.

Seguir leyendo

¿Hay que ser más permisivos con el sexting entre adolescentes?

Cuando una concejala decide practicar sexting por Whatsapp y el vídeo no sólo se hace viral sino que marca por completo la trayectoria profesional de esta mujer haciéndola famosa y permitiéndole ganar muchísimo dinero tras pasearse por revistas, sálvames y demás algunos se replantean hasta qué punto el sexting (envío de mensajes de carácter sexual a través del móvil) está implantado en nuestra sociedad.

Negar que es atractivo es como negar que el porno mueve la mayor parte del tráfico de la red. Todos los días se envían millones de mensajes subiditos de tono a través de aplicaciones de mensajería. Algunas como Snapchat o Kik incluso venden de forma sutil autodestrucción de mensajes y mayores niveles de privacidad para que la gente se suelte más alegremente. No te preocupes si tienes un calentón, cuando se pase el mensaje ya habrá desaparecido de la faz de la tierra.

Seguir leyendo