Aprendiendo internet de los mayores [#FIMP]

Como ya os comenté, en el marco del Internet Meeting Point que se celebra la semana que viene, los organizadores, la fundación CTIC y otras organizaciones nos invitaron a Guillermo Carvajal, Iván García y a mí a impartir un taller de creación de blogs en Asturias.

Nos falta por dar la última clase que será el martes 16 dento del FIMP y a la que por supuesto podéis asistir de forma gratuita todos los que queráis.

Pero después de las dos clases que di en Avilés ya puedo sacar bastantes conclusiones que me gustaría compartir con vosotros. Antes de nada una foto de tres de mis alumnos para que os pongáis en situación:

img_0217

A la izquierda tenéis a Amadeo, un tipo que me dejó completamente roto cuando tomando una caña después del curso me explicó en 10 segundos y perfectamente la diferencia entre hacker y cracker. Todavía me estoy recuperando. Tremendo.

Puedo decir con total seguridad que en el curso aprendí bastante más yo de ellos que ellos de mí. Son un encanto y valoran muchísimo tu esfuerzo pero el concepto de que hacerse un blog con un CMS es algo de 15 minutos se me ha ido al garete.

A lo mejor Guillermo e Iván fueron más hábiles que yo pero para mí explicar a una persona mayor qué es un blog y que se lo haga en dos sesiones de 3 horas cada una me ha resultado muy difícil. Efectivamente todos salieron de allí con su propio blog y al menos un post escrito pero la sensación en general con la que me quedé es que se vieron superados por el tema. De todos modos aspiro a que 2 o 3 sigan publicando en lugar de abanandonarlo. Para mí ya sería un éxito.

Lo más interesante del asunto (y por lo que hablé con Guillermo creo que le pasó lo mismo), es que el 90% de las dificultades con las que nos encontramos no están relacionadas con la creación del blog sino con el uso cotidiano de internet.

Lo que más tiempo me llevó, con diferencia fue enseñarles a registrar el blog. Algo a lo que seguro que muchos de vosotros estáis tan acostumbrados como completar un formulario de registro, ir a vuestro e-mail para buscar el mail de activación y luego ingresar con vuestro nombre de usuario y contraseña, para mucha gente es una verdadera odisea.

Publicar una nueva entrada les resultó muy sencillo pero todo el camino que hay hasta llegar allí fue duro.

Desorientados

¿Sabes eso de cuando vas por un camino, coges un atajo, luego sigues el mapa y de repente llega un punto donde no sabes dónde demonios estás y cómo volver al sitio donde empezaste? Pues eso es lo que les pasaba una y otra vez.

Y no creo que sea algo exclusivo de las personas mayores. Hace unas semanas di otro curso para funcionarios, sobre Google y buscadores, y los problemas eran muy similares.

La gente no sabe orientarse o caminar por internet. Esa es la sensación que tengo. Y lógicamente no es culpa suya: nadie les ha enseñado. Puedes hacer una autopista, una camino con la entrada bien señalizada, poner todas las señales de tráfico que quieras que si la gente no sabe caminar y no sabe interpretar las señales acabará perdida. No hablo de usabilidad sino de algo mucho más básico e intuitivo.

Nosotros usamos para nuestro curso WordPress.com y por encima de que esté más o menos en inglés, el problema claro era que introdujeran bien “es.wordpress.com” en la barra de direcciones. Más que eso, el problema era lo que venía después de que se equivocaran.

Para empezar en los navegadores con los que impartí el curso, Internet Explorer 6.0, cuando metías una URL mal no te mostraban un mensaje de error o algo que indicara claramente que existe la posibilidad de que hayas introducido la dirección mal en la barra sino que tiraban de Bing, el nuevo buscador de Microsoft para lanzar un listado de resultados supuestamente relacionados. La próxima vez que miréis la cuota de mercado de Bing, tened en cuenta la cantidad de personas que meten una URL mal y acaban allí.

Cuando les salta la pantalla de Bing u otra similar se ponen nerviosos porque no tienen en su monitor la misma pantalla que muestra el profesor. Ante esa situación no vi a uno solo que pensara “he metido la URL mal, voy a volver a probar”. La mayoría se quedaban parados diciendo que la página no funcionaba y los otros al ponerse nerviosos pulsaban instintivamente el botón “Atrás” en el navegador.

Claro que si venimos de un proceso de registro y pulsamos el botón “Atrás” del navegador pueden empezar a pasar cosas raras. Y si pasan cosas raras, muchos minimizan la pantalla y abren otra nueva sesión en el Explorer donde intentan poner la primera URL que les funcionó. Si la introducen mal todo el proceso se vuelve a repetir y así me encontré a algunos alumnos con 8 ventanas de Explorer abiertas, páginas de publicidad engañosa creadas por domainers que buscan el error en las direcciones, etc…

Como decía al principio, ellos se esfuerzan todo lo que pueden pero se desconciertan muy fácilmente y por lo que veo en este blog no son los únicos.

Soluciones

Creo que un error habitual en España es enseñar a la gente a usar programas, no a usar ordenadores. Sabes usar el Word, el Explorer, el PowerPoint porque te has empollado donde están las cosas pero cuando te sacan de ahí estás en terreno virgen. Usar distintos programas que realizan las mismas funciones y no digamos ya usar distintos sistemas operativos te enseña algo más que a usar ese programa en concreto: te enseñan a perderle el miedo a las cosas nuevas y a encontrar de forma intuitiva los denominadores comunes en el mundo de los ordenadores.

Por decirlo de otro modo: en Windows, no hay que aprender qué te permite hacer el botón derecho del ratón en Word sino que el botón derecho siempre, siempre, siempre te va a echar un cable cuando no sepas cómo se hace tal cosa.

Así pasa lo que pasa, que cuando se cambia de S.O (XP->Vista) de paquete ofimático (Office->Office 07) o de diseño (véase Tuenti) la gente tiene la sensación de que todo lo aprendido no valió para nada y tiene que empezar desde cero con el consabido cabreo.

Como en tantas otras facetas de la vida, estamos entrenados para repetir y memorizar, no para enfrentrarnos a problemas neuvos en los que tenemos que aplicar el conocimiento adquirido.

Intuiciones: botón derecho del ratón, cortar y pegar, deshacer, click y arrastrar… sólo si has hecho esas cosas con distintos programas cuando tengas uno nuevo te saltará el chip “bueno si en tal software se hacía así, aquí tiene que ser algo parecido”.

Me gustaría recordar la entrevista que le realicé a Fernando Posada, un coordinador tecnológico de un centro de Gijón donde la informática está integrada con las asignaturas en lugar de ser una asignatura aparte.

Y es que parece increíble que en el año 2009 todavía sea noticia que un país va a experimentar con el uso de ordenadores en los exámenes. Que se mire la informática como un mundo aparte que hay que aprender del mismo modo que hay que aprender Matemáticas, Literatura o Inglés. No, la informática y los ordenadores lo que permiten es que aprender Matemáticas, Literatura e Inglés sea más fácil y dé mejores resultados (siempre y cuando los docentes estén formados, interesados, haya buena coordinación entre departamentos, los políticos sepan por dónde van los tiros y demás utopías españolas). Y , de paso, se aprende a usar el ordenador para objetivos completamente distintos. A verlo como una herramienta de apoyo y un solucionador de problemas, no como un creador.

Una experiencia estupenda este curso así que gracias a los responsables y espero que pueda repetir.

Publicado por

Juan García

Divulgador tecnológico y formador. Creo en la tecnología como herramienta para formar ciudadanos más libres y felices. + Sobre mí en http://about.me/juangarciaalvarezdetoledo

16 comentarios sobre “Aprendiendo internet de los mayores [#FIMP]”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. “un error habitual en España es enseñar a la gente a usar programas, no a usar ordenadores”, estoy completamente de acuerdo.

    Conozco a mucha gente que le sacas de sus programas habituales y están completamente perdidos.

  3. Como dice #4 el error es básicamente eso.

    “Necesito saber la cantidad de da fabas, cantidad de morcilla, cantidad de chorizo y cantidad de tocino par dejar satisfechas a cuatro personas.”

    Genial, pero si hubiera terminado en la palabra “mozas” habría sido es descojone xD

  4. También doy clases de informática (pero de continuo) a este colectivo tan interesante que es la gente de la 3ra edad.
    Y si, es muy complicado, pero a la vez muy gratificante (al menos en mi caso).
    Y estoy de acuerdo con que en general todos (no solo ellos), somos un poco “animales de costumbres” y tendemos a perder un poco los “nervios” cuando la interfaz de programas o sistemas operativos cambian (a veces) drásticamente. (sigo usando el menú de inicio clásico en win xp)
    Pero al menos, intento dejarles la idea que esa interface siempre puede cambiar , y con lo que se tienen que quedar son con conceptos, el “para que sirve”, etc., como bien dices. Y obvio, intentar inculcarles la curiosidad (para lo que primero, he tenido que quitarles el miedo a “ese aparato misterioso-dificil-complicado” que es el ordenador).
    Es una tarea ardua, por momentos caótica… Pero cuando ves que comprenden, cuando pierden ese miedo, y descubren cosas por ellos… Es impagable!
    Un saludo, y muy buena labor!

  5. Hola. Esta situación que describís la vivo todos los días en la Universidad donde trabajo, en Argentina. Administro una plataforma moodle para dos carreras: Psicología y Profesorado en Educación. Los alumnos de Psicología no tienen ningún problema del tipo que describís porque están habituados al manejo de la computadora e internet, ya sea en sus casas o en sus colegios de clase media alta. En cambio con los alumnos de Educación, que provienen de los sectores más humilde, nos cuesta muchísimo comenzar. Un ejemplo: al principio ni preguntábamos si tenían mail, hasta que nos dimos cuenta que más del 60 % de los alumnos de primer año nunca tuvieron, y ni hablar de conexión a internet en sus casas o en las pobres escuelas a las que concurrieron. Aquí en el Tercer Mundo la brecha digital no es solo de recursos, es también de habilidades o competencias. Saludos. Fabiana

  6. Muy, pero que muy interesante, mi estimado Kids. Por cierto, lo que dice Fabiana (Gaviot) en el comentario anterior es muy cierto: la brecha digital no es sólo de recursos, sino además de competencias o destrezas, o como quieras llamarle. Es más, yo diría que principalmente es esto último. La máquina es uan cuestión de dinero que se puede resolver con más o menos dificultad según el colectivo. Adquirir las destrezas para sacarle todo el partido es ya más difícil.
    Hay que partir, como dices, de los conceptos comunes entre programas, no aprender un programa concreto. Pero eso sólo en software, por decirlo así, que si luego saltas a la web, las cosas se complican.

  7. Me has recordado a las clase de AutoCAd que he impartido. Había gente que no sabía ni usar un ordenador, ni encenderlo vamos. Y no es culpa suya, sino que es triste ver cómo es más frecuente saber cómo se usa un manod a distancia de una TV que un ratón, cuando lo segundo es infinitamente más últil.

  8. Excelente artículo y gran labor acercando a las NNTT a las personas mayores, y es normal que en ocasiones os llevéis sorpresas con ellos, que aprendan algunas cosas más rápido que nosotros, ellos están acostumbrados a los cambios, han pasado por muchas etapas en la vida y se han adaptado a todo. A nosotros nos cambian un patrón, un botón, una frase, y ya nos perdemos.

    Un saludo!

  9. Nosotras, las representantes del sector femenino del FIMP, nos encontramos con barreras similares en los talleres destinados a mujeres.

    En mi caso hemos sido un grupo muy pequeñito y no han tenido problemas para realizar su blog, escogimos blogger porque nos parecía más cómodo y efectivamente fue muy agradable de utilizar (la usabilidad de los productos de Google es bastante buena y la mayoría de opciones están muy bien explicadas).

    Me sorprendió bastante que, a pesar de ser mujeres preparadas y que conviven con ordenadores a diario, algunas carecían de conocimientos tan básicos para nosotros como introducir la URL en el navegador en vez de en Google. En la primera jornada incluso tuvimos el típico momento en que una chica abrió su navegador y como tenía cambiada la página principal no sabía seguir.

    Para mí ha sido toda una experiencia, sin duda me ayudará cuando diseñe una web a pensar en la usabilidad y no dar por supuestas las cosas.

  10. Muchas de mis alumnas de ayer eran “las esposas” de tus alumnos por lo que entiendo perfectamente lo que describes…Desde mi punto de vista el mayor esfuerzo cuando alguien les da una clase de iniciación es hacerles perder el miedo explicandoles que no hay mucha diferencia con una libreta q si te confundes arrancas la hoja…a partir de ahí las pautas les ayudan bastante…Creo q tambien es importante enseñarles según sus necesidades “para lo que lo van a usar” y si hay posibilidad de profundizar porque tengan nuevas demandas pues perfecto y sino pues con lo que necesitan y han aprendido cogen seguridad y encuentran motivación en ausencia de miedos varios para seguir avanzando…

  11. a modo de apunte. Estoy estudiando en Dinamarca este año y al menos en mi departamento el uso de ordenador en los examenes escritos está más que permitido.

Los comentarios están cerrados.