8 vídeos para romper con estereotipos YouTubers

He hablado a menudo aquí de Youtubers que utilizan la plataforma de forma muy creativa e inspiradora pero me sigo encontrando con muchas personas, incluso millenials, que tienen grabado a fuego en su cabeza el estereotipo del YouTuber haciendo el chorras delante de la cámara para una audiencia adolescente (como si hubiera algo de malo en ello). Simplemente es una temática de vídeos donde, como en todo, hay peores y mejores.

Los últimos meses he descubierto muchísimos canales interesantes que me han salvado tardes enteras de sofá. Es increíble la batalla que esta generación de creadores mantiene contra los algoritmos y filtros de la plataforma de vídeo de Google para mantener sus vídeos arriba. Comunidades con datos de alcance estratosféricos y trabajos de edición de semanas que sin embargo requieren de herramientas externas, principalmente Patreon, para ofrecer rentabilidad. Un YouTuber con cientos de miles de suscriptores, al que le paran por la calle y vídeos con más de 1 millón de visitas puede estar sacando únicamente con la publicidad de YouTube tanto o menos que yo con Adsense en este blog a finales de la década pasada.

Dicho todo esto quería presentaros unos cuantos vídeos que si no estáis familiarizados con la plataforma os sorprenderán y quizás os animen a sustituir alguno de esos ratos muertos de 20 minutillos que no tenéis nada que ver en la tele.

Jaime Altozano y Alvinsch – El señor de los tresillos y El Hombre Promedio

Como me decía Álvaro Varona en Madrid, Altozano puede ser el más mainstream del grupo. Su análisis del disco de Rosalía que fue comentado por la propia artista a través de stories de Instagram fue el salto definitivo de un tipo con un talento desbordante para la comunicación, televisivo, para todos los públicos y que se está colando con más de un millón de suscriptores en el top de YouTubers español hablando de armonías musicales, dominantes y subdominantes.

Comparto con vosotros no uno de sus mega análisis de 45 minutos sino un aperitivo de 10 minutos que condensa toda su brillantez:

Al otro lado del charco tienen a su propio Altozano que de todos los que protagonizan este post es mi debilidad, Alvinsch. Más ácido y quizás menos family friendly pero capaz de sacarte unas buenas risas analizando en profundidad una letra de Enrique Iglesias o dejándote sin parpadear durante 10 minutos con esta joya sobre la apropiación cultural:

DayoScript – El Youtuber detrás de la cámara

Aunque los videoensayos son más populares en el mundo anglosajón (bebiendo en su mayoría de los históricos Everything is a remix  y Every Frame is a Painting) en España tenemos algunos amantes del montaje y la edición que rompen el clásico esquema de poner su cara en primer plano durante 20 minutazos. Es el caso de Dayoscript que hace uso de sus conocimientos de cine y amor por los videojuegos para hacer obras de arte como su reciente saga La Leyenda del Videojuego para mí y desde ya, historia de YouTube.

De todos modos, como me apetece buscaros las cosquillas os dejo con una pieza más cortita y mainstream que me ganó el corazón cuando la vi.

La gata de Schroedinger – El dedo en llaga

Afortunadamente, la divulgación científica siempre se abre paso. Lo hizo en los blogs, en los podcast y una nueva generación entre la que destacan Quantum Fracture, Antroporama o C de Ciencia por citar unos pocos, combaten los movimientos pseudocientíficos con ediciones cuidadas y mucho sentido del humor. Si eres profe aquí tienes anzuelos fantásticos para tus alumnos.

Rocío Vidal, AKA La Gata de Shröedinger aún no tiene tantos vídeos como los dos colegas mencionados pero sin duda tiene vocación por meterse en buenos follones sin pelos en la lengua hablando de homeopatía, veganismo, feminismo y hasta infiltrándose en un congreso de terraplanistas. A todas los chicas que piensen que el único modo de ser influencer en la red es hablar de tips de belleza y energía positiva pásales esta maravilla de Rocío desmontando el chiringuito de dos caraduras que lleva ya más de 1 millón de visualizaciones

Quetzal – El rebaño eléctrico

Al igual que Dayo, el gato Quetzal es endemoniadamente inquieto y no puedo parar de imaginármelo como el alter ego de mi adorado Charlie Kauffman en El Ladrón de Orquídeas. Igual te habla de cine, que de poesía, que de videojuegos, que de política. En todo caso sus innovaciones narrativas, referencias pop, elecciones musicales y guiños cinematográficos me han cubierto tardes enteras sin nada que ver en Netflix. Creo que sus acercamientos a la filosofía y a la política deberían ser más frecuentes porque son muy refrescantes (el vídeo sobre el postmodernismo lo he visto cinco veces ya).

Sigamos con los cebos provocadores en este destrozo completo del pensamiento positivo. Los últimos minutos del guión me parecen de diez.

Ter – De Frank Gehry a Kim Kardashian

Reconozco que tengo sentimientos encontrados con el estilo de Ter y nunca acabo de tener claro hasta qué punto se está riendo de sí misma, de todo lo que le rodea, de los propios estereotipos de YouTube o simplemente hace lo que le sale de las narices pero pocas personas han conseguido analizar la cultura popular con un estilo propio y reconocible alejado del cringe habitual. Y utilizar exactamente el mismo tono para analizar un cuadro de Rubens que una miniatura del Rubius.

Por otro lado la calidad de sus vídeos evoluciona que da vértigo. El último, de esta misma semana, es una auténtica sobrada y ella ya forma parte del mismo mundo que analiza de forma totalmente merecida:

Un Tío Blanco Hetero – El señor Langosta

Aquí a alguno le va a estallar la cabeza, más teniendo en cuenta que si me leéis desde hace tiempo intuiréis que políticamente soy más zurdo que diestro pero creo que UTBH es, independientemente de que estés de acuerdo con sus ideas o no, el mayor fenómeno de comunicación sociopolítica que ha ocurrido el último año en YouTube.

Lo que ocurre es que los temas son tan sensibles y reparte tantísima cera de forma tan abrumadora que o te encanta o te repele.

En mi caso diré que siempre me hace pensar y si no te estoy de acuerdo con él, al menos, me hace repensar mi argumentos. Un detalle curioso es que conocí a Quetzal a través de su canal y siendo UTBH un fiel defensor de las teorías de Jordan Peterson (al que llegó a entrevistar), disfruté muchísimo visionando la revisión del personaje de Quetzal y entre los dos traté de formarme mi propia opinión. Romper tu cámara de eco en 2019 debe ser algo proactivo.

De todos modos me gustaría dejar la política a un lado y no alejarme de la idea inicial del post que es romper con el estereotipo de de YouTuber  “adolescente jugando a videojuegos y haciendo chascarrillos tontos en su casa” y UTBH lo vuela por los aires.

Su soltura delante de la cámara y grado de profesionalización han mejorado una barbaridad de un año a esta parte pero veo necesario poner el vídeo que dio origen a toda esta historia que suma ya 223000 suscriptores y 1000 mecenas en Patreon.

BONUS TRACK – Vanfunfun y las relaciones parasociales

El canal de YouTube de un filólogo puede ser árido de narices pero esta semana el señor Vanfunfun ha publicado un vídeo sobre relaciones parasociales (o un análisis de la forma en la que los YouTubers y los influencers interactúan con su audiencia) que lleva sólo 5000 visualizaciones y que resume perfectamente esa vocación creativa y altruista que me fascina, que admiro y que en este caso concreto tiene el mejor minuto (del 15:00 al 16:00) que he visto el último año en la plataforma. Rompiendo por completo todas las paredes posibles.

Para todos los gustos como veis. Si cualquier de estas opciones os gusta y os arregla una tarde en la que no haya entrevista nueva de La Resistencia que ver apoyadles porque es una barbaridad la época que estamos viviendo. Hace tres años no daba un duro porque estuviéramos en este punto.

Publicado por

Juan García

Divulgador tecnológico y formador. Creo en la tecnología como herramienta para formar ciudadanos más libres y felices. + Sobre mí en http://about.me/juangarciaalvarezdetoledo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *