Ese e-mail tan divertido que te ha llegado es falso

En un mismo día me han llegado dos “hoax”, o en castellano, “bulos” que se transmiten a través de correos en cadena. Pensé que me había librado de ellos cuando cambié de Hotmail a Gmail y me dediqué durante una temporada a bloquear a todos los amigos que me mandaban correos sobre la última gran conspiración de las compañías farmacéuticas para enriquecerse a nestra costa (como si tuvieran alguna preocupación por ocultarlo). Sin embargo los hoax, como Jorge Javier Vázquez, siguen estando ahí aunque cierres los ojos.

Una virtud, quizás desconocida de las redes sociales, es que han absorbido los hoax. Los bulos ya no se distribuyen a través de correos electrónicos sino de eventos en Tuenti o páginas en Facebook. Y eso, a los que usamos el ordenador para trabajar de vez en cuando, nos facilita tener la bandeja de entrada del correo limpita.

Sin embargo en aquellas generaciones que están descubriendo el correo electrónico al mismo tiempo que sus hijos las redes sociales los hoax son lo más. La misma persona de 40 años que considera que su hijo pierde el tiempo en Tuenti es la que manda un e-mail a todos sus contactos del Outlook sobre un pobre zoológico en el que han tenido que vestir a unos cerditos de bebés-tigre para que una tigresa sea feliz o sobre unas tarjetas para hoteles que conservan información personal del que las usa.

Aquí van cuatro cosas que deberías saber sobre los hoax

1. Los hoax están hechos para ser reenviados.

Por eso ofrecen información falsa que parece sacada de la portada del Qué en lugar de una transcripción de los últimos cables que ha hecho públicos Wikileaks. Porque el chiste, la pseudociencia y la conspiranoia son de lo más viral que hay y si quiero conseguir un buen puñado de direcciones de correo electrónico para enviarles publicidad, lo único que tengo que hacer es distribuir un bulo en condiciones.

¿Cómo? Pues mira esa parte que aparece al principio del correo donde se indica a quién se la enviado después de cientos de FWD. Esas direcciones valen pasta amigo y se pueden utilizar (y se usan) para enviar publicidad no deseada o “spam”.

Si tienes tu bandeja de entrada hasta arriba de basura es en parte porque tu correo ha circulado a través de cientos de e-mails y eso acaba llegando, por pura matemática, a alguien que te quiere vender Viagra (¡son más de los que piensas!). Por eso te llegan promociones de Viagra, no porque tu novia se haya chivado.

Cuando envías un correo en cadena que te parece divertidísimo no sólo no te has parado a pensar que si todos hiciéramos lo mismo tendríamos miles de correos nuevos a diario que dificultarían nuestra organización del correo electrónico, sino que estás facilitando que a tus amigos les llegue spam o publicidad no deseada.

A veces, como es el caso del famoso test de David Bravo sobre las descargas por P2P, alguien saca algo de contexto y aunque la primera intención es buena, acaba convirtiéndose en un hoax y molestando a la gente.

2-CCO

Por Dios, POR DIOSSSSS… que estamos en 2010 ya. Cuando uses tu servicio de correo electrónico favorito busca el campo que pone CCO (o BCC) y que lo que permite es enviar un e-mail a una serie de destinatarios sin que entre ellos sepan a quién más se le ha enviado.

De verdad que es sencillín. Seleccionas las 500 direcciones de amigos que tienes en el campo “para”, las cortas, las borras de ahí y las pegas en el campo CCO. El hoax seguirá haciendo pupa pero limitaremos el alcance de la misma.

3- Google

Antes de reenviar un correo que te parece divertidísimo, curiosísimo deberías contrastar la información. Sí, sé que en la carrera de periodismo te enseñaron lo contrario pero antes de aburrir a tus amigos con bulos no estaría de más que fueras a Google y escribieras algo que aparece en el e-mail.

Desde hace un tiempo Google ofrece a tiempo real y según vas escribiendo, sugerencias basadas en las búsquedas más populares para las palabras que llevas escritas. Si eso que parecía un secreto que sólo podía distribuirse a través de correos en cadena aparece en las sugerencias de Google es que no sólo los has recibido tú, sino cientos de miles de personas y gana papeletas para ser un hoax.

Pero es que comprobar si es un bulo o no es tan sencillo como poner algo que describa el tema del e-mail acompañado de la palabra “hoax”. Llegarás a decenas de páginas encargadas de destrozar estos mitos y de explicar su origen.

El ejemplo que veis arriba es para un hoax sobre una entrevista ficticia con un médico ficticio de Porto Alegre. Que salga el comienzo exacto en los resultados de Google Suggest, como digo, debería ponerte la mosca detrás del oreja pero es que si ponemos “Paulo Ubiratan hoax” llegamos por ejemplo a este resultado en el que nos explica (último párrafo) que la historia es falsa.

Lo mismo nos pasa si ponemos en Google “Tiger Pigs Hoax

O “Tarjetas hoteles hoax

Como veis, la dificultad de detectar si un correo es un hoax o no es inversamente proporcional al interés del receptor por buscar en Google. Así de simple.

Publicado por

Juan García

Divulgador tecnológico y formador. Creo en la tecnología como herramienta para formar ciudadanos más libres y felices. + Sobre mí en http://about.me/juangarciaalvarezdetoledo

9 comentarios sobre “Ese e-mail tan divertido que te ha llegado es falso”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Gran artículo! Sería muy positivo que los energúmenos que mandan todas las cadenas llegaran a leerlo. El diagrama del final es fantástico!

    Pero faltó el cuarto punto :)

  3. Me encanta el gráfico del principio :D

    Parece mentira que en 2010 aún tengamos que postear este tipo de “tutoriales” o cursos básicos de cómo usar el e-mail.

    Voy a hacerle un RT para que la gente lo vea… no, mejor le envío el link a todos mis contactos de correo electrónico :p

  4. yo siempre compruebo si es verdad el mensaje o no, antes de enviarlo, y los mensajes cuando los envio a mas de una persona los envio desde cco, si todos hicieramos lo mismo, no tendriamos el correo todo el dia saturado de tonterias.

  5. Un GRAN artículo. Me encantó la parte en la que explicas el uso del CCO (BCC). Hay un montón de gente por ahí que no tiene ni idea de como usarlo, me parece enriquecedor para el usuario medio.

  6. Qué chulo, así me bastará con un enlace a tu post en lugar de copipegar siempre la reprimenda de turno.
    En fin, y luego la gente se pregunta de dónde viene el correo basura…

  7. Las redes sociales son fundamentales hoy en dia y de gran utilidad, para trabajar, comunicarse, divertirse.
    Tambien tendran su parte mala, como todo, pero si sabems usarlas pueden darnos miles de motivos para sonreir :)
    Comparte tu sonrisa en http://sonriesmile.com/

Los comentarios están cerrados.