Sobre los consejos del defensor del menor y Tuenti

EDITADO a 14 de Marzo: el Defensor del Menor aclara en los comentarios a esta entrada que en ningún momento engañó a su hija para entrar en Tuenti sino que ésta le invitó voluntariamente. Por lo tanto como escribí al principio del post sus declaraciones se sacaron de contexto por los medios.

Vaya por delante que las opiniones del señor Arturo Canalda, defensor del menor de la Comunidad de Madrid me merecen todo el respeto del mundo. En general las de cualquier padre porque yo aún no lo soy y quizás cuando tenga delante un personita que es sangre de mi sangre muchas de mis opiniones sobre la educación cambien. Vaya por delante también que las entrevistas o reseñas que realizan los periódicos muchas veces no se ajustan a lo que realmente dijo el protagonista o muestra sus opiniones fuera de contexto. Pero con todo no puedo evitar un escalofrío cuando este señor (siempre según Madrid Diario) dice en un acto público lo siguiente:

“Yo participo en la red social ‘Tuenti’ porque me di de alta con un perfil falso y estoy en la red viendo lo que hacen mis hijos como si fuera un chico más”, añadió en este sentido.

“No participo jamás en las conversaciones que tienen mis hijos, estoy exclusivamente como espectador y me doy cuenta de que suben información ‘por un tubo’ tanto ellos como sus amigos, información que puede ser accesible a personas como yo, que soy un amigo que nadie conoce pero que todos conocen como amigo”, señaló.

Insisto: mucho me extraña que dijera esto realmente. Enorgullecerse públicamente de engañar a tus hijos y de infringir el contrato de uso de Tuenti que aceptas cuando te registras me parece como mínimo, extraño. También añadió:

“Tenemos que trabajar para que los padres y educadores conozcan dónde está el peligro”, indicó Canalda al tiempo que explicó la dificultad de atajar este nuevo tipo de acoso escolar que antes “se quedaba en el patio del colegio y en el aula, y al que ahora las nuevas tecnologías proporcionan nuevas herramientas susceptibles de ser mal utilizadas”.

También dice otras cosas con las que estoy de acuerdo pero desde mi experiencia trabajando con chavales y redes sociales, unas cuantas notas para padres que se sientan tentados de seguir el ejemplo:

  • Mentir a tus hijos e incumplir las condiciones de un contrato debería ser el último recurso a la hora de enfrentar un problema en las redes sociales. Es un ejemplo horrible y hay otros muchos medios legales a los que se debería acudir en caso de sospecha de alguna ilegalidad antes que “espiar” las cuentas de tus hijos en Tuenti.
  • La hija de Arturo Canalda tiene 14 años pero vamos a suponer que los tuyos son muy críos, por ejemplo menores de 14 años. En las condiciones de uso de Tuenti está explícito que un menor de 14 años no puede hacer uso del servicio. Por lo tanto si tus hijos son menores de 14 y has descubierto que tienen un perfil en Tuenti deberías denunciar el perfil a los responsables de Tuenti para que lo den de baja. Si además eres el Defensor del Menor en mi opinión deberías conocer las vías y los medios para hacer esto de forma inmediata antes que seguirles el juego.
  • En mi experiencia los niños menores de 14 años, al contrario que los adolescentes, se sienten orgullosos de tener a sus padres como amigos en las redes sociales. Si los hijos de Arturo no hacen más que darle la paliza con Tuenti y son muy pequeños estoy convencido de que aceptarían que su padre les abriera la cuenta y la supervisara él directamente sin mentiras de por medio. He conocido a bastantes niños de 11 o 12 años contentos con este sistema.
  • Que no se malinterprete. No estoy espiando, sino ejerciendo la patria potestad también en internet“. Perfecto pero es que si los hijos son mayores de 14 años, como es el caso, legalmente pueden usar una red social sin consentimiento paterno. Seguro que a muchos padres les da miedo pero no deben verlo como algo diferente a que sus hijos salgan con sus amigos de fiesta. Si hacen eso ¿también vas a disfrazarte de chaval de 15 años para colarte en la fiesta y ver qué es lo que hace a cada momento? Entiendo el miedo de los padres a que sus hijos hagan alguna locura a esas edades pero se puede supervisar y controlar sin necesidad de meterse “hasta la cocina”. De hecho no me puedo ni imaginar la rabia y la pérdida de confianza de un adolescente si descubre que sus padres le han engañado de esta forma. Cualquier posibilidad de que confíe en ti para contarte por ejemplo un problema de acoso escolar en Tuenti (lo que ya es difícil per se) queda automáticamente eliminada.
  • En el caso concreto de Tuenti, eso de que suban información por un tubo que puede ver gente que no conocen es una verdad a medias. Es así si por un lado aceptan peticiones de desconocidos (eso no es culpa de Tuenti que yo sepa) y si nadie les ha explicado en qué consisten las opciones de privacidad de la red. Creo que cualquier padre que esté pensando en crearse un perfil falso en Tuenti para cotillear las cuentas de sus hijos debería concentrar ese esfuerzo en explicarles las dos ideas anteriores ¿que da más pereza? ¿que es más difícil? Sí, ya lo sé. Pero en mi humilde opinión la educación correcta no es necesariamente la que recorre el camino más fácil. Por otro lado esa última frase de “pueden ser accesibles a personas como yo” debería matizarse. Es accesible a personas como tú porque te has hecho pasar por otra persona para ganarte la confianza de tus hijos lo cual infringe las condiciones de uso de Tuenti, es un delito y además da repelús.
  • Sobre ese último párrafo hablando del “ciberbullying”. Vale, me parece estupendo que se advierta a los padres de que las mismas agresiones que les hacían a ellos con 14 años ahora se pueden hacer a través de las redes sociales. Pero para tranquilizarles un poco añadiría que eso es una ventaja, no una dificultad. Cuando no había Tuenti si alguien me hacía una novatada en el baño del colegio a la hora de decírselo al tutor o a mis padres era mi palabra contra la del abusón. Si ahora la novatada se hace a través de Tuenti (en forma de fotomontaje por ejemplo) al hacerse por internet deja rastros: direcciones IP, horas de conexión, datos de perfil, etc… que Tuenti debe poner a disposición de la policía en caso de investigación. Ahora, más que nunca, el acoso escolar se puede (y debe) denunciar con pruebas sólidas, gracias precisamente a las redes sociales.

Hay una cosa que les suelo repetir a los padres: si pasas por delante del ordenador de tu hijo cuando está usando Tuenti y automáticamente minimiza la ventana o cierra la pantalla del portátil lo más probable (siempre hay excepciones) no es que esté mirando algo terrible o vergonzoso sino pura y llanamente fotos de sus amigos de fiesta ya veces ni eso. Es muy frecuente en Tuenti y en Facebook que los chavales compartan imágenes de futbolistas, cantantes o actores simplemente para demostrar su afinidad con los mismos o como una forma de definir su personalidad ante su pandilla.

¿Si no es nada de lo que avergonzarse por qué no me lo enseñan entonces? Mucho ojo con ese argumento Orwelliano porque en ningún momento debería justificar la intromisión en la privacidad de ninguna persona. Aunque no soy padre si que pasé hace tiempo por los 15 años, y en la adolescencia lo último que quieres es que tus padres salgan contigo y con tus amigos. Y en cierto modo la exclusividad de Tuenti y el rango de edad en el que más éxito ha tenido hasta la fecha provoca que para un adolescente su Tuenti sea su pequeño club privado. Y en ese club están sus amigos.

¿Que en ese club aceptan a gente que no conocen de nada sin ninguna precaución? Pues como dice Arturo Canalda al final de la noticia

Como herramientas para prevenir este tipo de acciones, el Defensor del Menor abogó por “hablarles desde la prevención y no desde la prohibición” y por fomentar el diálogo en el aula entre profesores y alumnos.

Lo de que de primeras no me cuadra con las otras opiniones por lo que vuelvo a lo de que las ideas se han tenido que sacar fuera de contexto.

Publicado por

Juan García

Divulgador tecnológico y formador. Creo en la tecnología como herramienta para formar ciudadanos más libres y felices. + Sobre mí en http://about.me/juangarciaalvarezdetoledo

22 comentarios sobre “Sobre los consejos del defensor del menor y Tuenti”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Es un caso contradictorio, pero a su vez no creo que sea del todo, vamos a llamarlo así, “perjudicial”, siempre y cuando se tenga en cuenta que la Internet es una extensión de lo que llamamos “vida real” y como en todo hay cosas bien buenas y cosas bien malas. A mi entender lo que falta (y mucho), por estos tiempos que corren es el dialogo abierto y la confianza mutua entre ambas partes. Saludos.

    PD: por cierto, que plantilla mas elegante…confieso que todavía no me adapto!! :P

  3. Información, educación y más información. Y más educación.
    Para tí: ya te enterarás cuando tengas hijos de lo que puedes llegar a hacer por ellos, la legislación y la moralidad son límites muy fáciles de romper en comparación con lo que un progenitor es capaz de hacer por sus hijos.

  4. @Mente Poleo: sí, al día de hoy intuyo que un padre es capaz de hacer lo que sea por sus hijos y por eso pongo lo de que “pueder ser una opción pero debería ser la última opción” porque el ejemplo que das puede ser nefasto.

  5. Hay cosas en internet que la gente no consideraría permitir en la “vida real”.

    Si estas hablando por el messenger y se acercan tus padres pues obviamente minimizas la conversación, ¿es que estas escondiendo algo? No, ¿pero acaso permitirías que vinieran a escuchar tus conversaciones telefonicas? o estas hablando con un amigo y se quedan al lado tuyo ¿pararías de hablar o no?

    Lo de romper el contrato del tuenti, personalmente, no le doy importancia, pero espiar sus conversaciones y fotos, me parece terrible.

  6. Como tu entrada sobre “Internet y familia” se ha esfumado (la puedo leer en reader, pero no se abre en la web), te dejo aquí mi comentario, ya que hay cierta relación en los temas:

    Me parece muy positivo que estés colaborando en un proyecto que acerca las redes sociales e internet huyendo del sensacionalismo al que recurren muchos medios. Es bueno (casi necesario) tomar precauciones al usar las redes sociales, sobre todo cuando se trata de menores, pero rechazo el discurso apocalíptico de algunos informativos, que cada día dan una noticia sobre menores acosados por internet o messenger.

    De la entrada de hoy, me parece una buena reflexión, y además muy comedida (lo digo por tus matices al principio, donde evitas calentarte la boca).

  7. Un artículo para pensar. Me pregunto que opinión le merece al Defensor del menor la opinión que puedan tener los niños y. sobre todo, matizar las actuaciones para poder dar una respuesta coherente al mundo actual en el que vivimos. Enseñar a transgredir la confianza no me parece una buena idea. Sí la necesidad de control, pero creo que la tecnología actual puede hacerlo sin necesidad de perder la conciencia moral de las personas.
    Saludos

  8. @Kids: No me malinterpretéis, que no apruebo la invasión de la privacidad de los propios hijos. Pero es que los padres estamos perdidos, solos y desorientados desde el preciso momento en que nace, y muchas veces no se actúa ante una situación sino que se reacciona. Mi experiencia es que cuanto mayores se hacen, más se actúa y menos se reacciona. Pero si no tienes más armas para defenderles, harás lo que sea. Cosas que no harías para tí mismo. Incluso morir. U otras cosas peores. Yo le comprendo. Cuando llega la familia comprendes muchas cosas. Hay un consejo para futuros padres que te puede servir si estás pensando en ello: vete a vivir con una pareja que tenga hijos pequeños y apunta todo lo que veas que están haciendo mal. Te será de utilidad cuando tengas los tuyos y no tengas ni idea de qué hacer.

  9. @Mente Poleo: “muchas veces no se actúa en una situación sino que se reacciona” Me parece una frase brillante, de verdad. Precisamente lo que me inquieta de las declaraciones del defensor del menor es que su actuación no parece fruto del impulso o la reacción sino de la reflexión. Pero tus dos comentarios creo que aportan mucho al tema, gracias.

  10. Simplemente me gustaría matizar una cuestión que no ha aparecido en los medios y que sacada fuera de contexto desvirtúa completamente el sentido de mis palabras. Cuando hablo de vigilar y controlar siempre lo hago desde el máximo respeto a la intimidad. Ese control es mayor en los mas pequeños y a medida que éstos van madurando el grado de libertad es mucho mayor. En el caso concreto de tuenti quien me invitó a participar fue mi propia hija por lo que difícilmente un padre a quien su hija invita está vulnerando ninguna intimidad. Esto no se ha dicho. En todas mis intervenciones he destacado siempre que es mejor educar que prohibir, y que la confianza es fundamental. Que los padres naveguen con sus hijos, que éstos les hagan amigos en facebook o en tuenti. El problema de tuenti es que es una red social cerrada y en la que el control es prácticamente imposible. ¿Alguien dejaría a sus hijos solos en un parque lleno de gente sin quedarse siquiera curioseando por el entorno? ese es el matiz. Le digo a mi hijo que me gustaría acompañarle al parque. Y que juegue…. Cuando crezca será otra cosa. Y una última cuestión. Les puedo garantizar que si hay alguien que tienen una visión privilegiada de lo que sucede en las redes sociales es el Defensor del Menor. Un saludo. Arturo Canalda

  11. Leído el comentario anterior, no tengo claro si el Sr. Canalda tiene o no perfil “camuflado” en Tuenti. Desde luego discrepo totalmente con el titular recogido; soy padre con hijos adolescentes, tengo perfil también en esa red social, pero como “yo mismo”; del modo que tampoco me pondría peluca y gafas de sol para pasar por un lugar donde estén mis hijos. Lo que me extraña es que los y las jóvenes no lo hayan detectado, porque casos de esos ha habido.

    Coincido con lo de educarles; cuando éramos pequeños se nos decía que no aceptáramos caramelos de desconocidos ;-)

    Otro apunte; como apuntó Genís Roca, no se trata de que sean o no “nativos digitales”, sino que no sean “huérfanos digitales”. Añado que se trata que vayan madurando, también en redes sociales e Internet en general.

  12. Y yo tengo a mi madre, a mis tíos, incluso a mi abuela en facebook, y tengo 15 años… solo hay que saber configurar los permisos, para por ejemplo no dejar que vean/comenten las fotos de la última fiesta (igual que si estoy hablando por teléfono comentándola, dejaría de hablar si mi madre se me pusiese delante, vamos) pero que si puedan ver y comentar las fotos de la última excursión familiar… hay que tomárselo como una herramienta de comunicación más, dándole el mismo espacio que el móvil o el salir a la calle.

    ¿Acaso un padre sale detrás de su hijo cuando éste sale con sus amigos? lo normal es que no, lo lógico es que el padre llame y que el hijo por que el quiere, le diga que como y que hace, de bueno rollo, si no, ahí esta el problema.

    El problema está ahí, no en que no deje ver algo que está haciendo en internet, que seguro que no es nada importante como para que un padre se preocupe, y si algo importante ocurriese, entonces a través de el menor confía en sus padres les cuenta que ha pasado tal y tal, se podría hacer frente a un problema, porque espiando, controlando cada movimiento… sólo se consigue un rechazo de el menor al adulto que no hace mas que presionarlo e invadir su intimidad.

  13. Llego tarde al debate y creo que no tengo nada que añadir sobre lo que apunta Kids.
    Lo que si puedo aportar es la noticia de que Tuenti borrará el perfil falso del Sr. Canalda. Que el Defensor del Menor utilice una artimaña tan cutre para vigilar a sus hijos, que lo confiese en público y que Ícaro Moyano (en nombre de Tuenti) le de lecciones y le borre el perfil sólo tiene una palabra:
    OWNED (si hablamos en Internet).
    CAGADA (si hablamos en castellano).

  14. Un aplauso para el Sr. Canalda. Si todas las personas con alguna responsabilidad en el asunto de menores tuviera un celo profesional de esta guisa, tal vez otro gallo nos cantara. En cuanto a aquellos que vierten sus opiniones tan puristas con la ley les diría que el día que tengan hijos, y vean lo fácil que es saltarse las normas y leyes por parte de los “malandrines”, opinarán de otra manera a buen seguro, si sus hijos sufren alguna agrsión física o psicológia. Repito, que yo aplaudo a este Sr. Un saludo.

  15. Hola, buenísima entrada, en mi opinión que la cabeza visible de la Institución del Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid http://www.defensordelmenor.org/defensor/bienvenida.php haga esto me parece lamentable, solo da fe de la poca confianza que tienen sobre las redes sociales y del poco margen de maniobra que tienen estas instituciones para arreglarlo, el porqué está claro, los negocios priman sobre el buen hacer, y no hablo de Tuenti que tengo entendido que en seguridad es de las q mejor funcionan, hablo de esto: http://twitter.com/amordazado/status/10514889133

    Que Arturo.C. se cree un perfil falso como persona de a pie no lo veo mal, pero representando lo que representa…

  16. Creo que el Defensor del Menor ha actuado perfectamente. Ha dejado claro que lo hizo para ver en qué consistía la red social y que de acuerdo con su hija decidieron esperar un poco. No se está siendo justos con alguien que lleva más de tres años enseñando a muchos profesionales cómo afrontar los problemas de los menores e internet.
    Por mi parte, como padre y como conocedor de las redes sociales le apoyo totalmente

  17. Me parece que es parte de su labor informarse sobre esas páginas.
    Además, no nos quejamos de el aislamiento que tienen los políticos con las nuevas tecnologías?
    El defensor del menor está contestando en un foro de un blog!!! ahora me gustaría ver a otros políticos haciendo lo mismo en vez de intentar cobrar a google o subirnos el canon…deberíamos apoyar a todos los que creen en esta forma de comunicación.

Los comentarios están cerrados.