8 vídeos para romper con estereotipos YouTubers

He hablado a menudo aquí de Youtubers que utilizan la plataforma de forma muy creativa e inspiradora pero me sigo encontrando con muchas personas, incluso millenials, que tienen grabado a fuego en su cabeza el estereotipo del YouTuber haciendo el chorras delante de la cámara para una audiencia adolescente (como si hubiera algo de malo en ello). Simplemente es una temática de vídeos donde, como en todo, hay peores y mejores.

Los últimos meses he descubierto muchísimos canales interesantes que me han salvado tardes enteras de sofá. Es increíble la batalla que esta generación de creadores mantiene contra los algoritmos y filtros de la plataforma de vídeo de Google para mantener sus vídeos arriba. Comunidades con datos de alcance estratosféricos y trabajos de edición de semanas que sin embargo requieren de herramientas externas, principalmente Patreon, para ofrecer rentabilidad. Un YouTuber con cientos de miles de suscriptores, al que le paran por la calle y vídeos con más de 1 millón de visitas puede estar sacando únicamente con la publicidad de YouTube tanto o menos que yo con Adsense en este blog a finales de la década pasada.

Seguir leyendo

Quiero ser YouTuber

Un niño de 12 años quiere triunfar en YouTube. Como tantas otra personas entiende que triunfar significa ganar mucho dinero. A fin de cuentas los telediarios dicen que El Rubius o Wismichu ganan auténticas barbaridades de pasta. No debe ser tan difícil, simplemente un poco de publicidad en los vídeos y a esperar a que lleguen los cheques.

El pobre niño tiene tan mala suerte que en lugar de activar una cuenta de Adsense (el sistema de Google para pagarte por publicidad en tus contenidos) se equivoca y da de alta una cuenta de Adwords (la otra cara de la moneda, el sistema de Google para cobrarte por anunciarte en contenidos de otros). El tema se fue de madre y Google reclama a la familia del menor 100.000€ en pagos. Edito: Google ha perdonado la deuda.

Seguir leyendo

1 mes con Netflix ¿merece la pena?

Llevamos años con todo el mundo suspirando por un “Spotify” de cine y TV. Ahora que Netflix está aquí ¿es la respuesta a nuestros problemas? Lo que ya conocíamos su experiencia en Estados Unidos o habíamos leído a Pons Asinorum sabíamos que las expectativas eran tan grandes que no se iban a cumplir de ninguna de las maneras. El principal responsable es el catálogo: olvídate de seguir Juego de Tronos, The Good Wife o Fargo por la popular plataforma estadounidense. Tampoco vas a ver los principales estrenos de videoclub.

Seguir leyendo