Curiosidades de la flogosfera

Creedme si os digo que cuando hablo mal o bien de algo lo he probado antes. Con cuestiones como Fotolog o MSN Spaces es lo más útil del mundo. Ves cosas completamente distintas, comportamientos extraños en la blogosfera más elitista, adelantos, atrasos… en general te da una perspectiva imposible de apreciar si no te metes dentro.

Fotolog.com tiene actualmente 11 millones y medio de usuarios, pero por encima de esa cifra, en algunos países de sudamérica es una auténtica pasión, al nivel del Messenger. Tanto es así que la compañía francesa Hi Media lo ha comprado hace poco por 90 millones de $.

Con estos datos simplemente digo que es una red social a tener en cuenta. El popularísimo Twitter del que han hablado el 99% de los blogs que conozco, tiene según las últimas cifras alrededor de medio millón de usuarios. Y aunque está lejos del éxito de Facebook (25 millones de usuarios) o de MySpace (57), que arrasan en el mercado estadounidense, insisto en la idea de su presencia es sobretodo en América Latina.

De hecho, le voy a robar un mapita a Martin Varsvasky para que veáis más claro de lo que hablo:

maparedessociales.jpg

(click para ampliar)

Hoy simplemente quería llamar la antención sobre un comportamiento que me parece curioso y que me preguntaba que pasaría si se importara a la blogosfera. Es la idea de que que en vez de establecer conversaciones a través de los comentarios, si tu comentas en mi flog y yo te respondo, voy a tu flog a responderte, no lo hago en el mío.

No me refiero en plan, aprovechando que hablo de tu foto te respondo sobre algo que me dijiste el otro día, no. Me refiero a cruzar literalmente los comentarios de unos sitios a otros.

Le preguntaba a un amigo esta mañana por qué lo hacía y su respuesta era contundente:

Si yo te pregunto algo en tu flog es probable que el resto del día no pase por allí, pero si me contestas en el mío seguramente lo veré.

Inmediatamente pensé en Twitter y en los blogs. En Twitter (a pesar de que no es santo de mi devoción) con un sistema tan fácil como escribir @nombredeotrousuario en tus mensajes, se genera un sistema de notificaciones muy fácil de llevar. El recibe tu aviso y si te contesta además, sale públicamente a qué haces referencia. Un poco como los trackbacks en los blogs.

En los blogs gracias al soporte del RSS para los comentarios uno puede usar sistemas como co.mment o CoComment que al menos para mí son indispensables.

Así pues, aunque no soy Martín Varsavsky, si me gustaría sugerir a la gente de Fotolog que habilitaran una herramienta de este tipo. Ya les costó el RSS, esperemos que no tarden tanto en ampliar las funcionalidades del servicio porque de que la simplicidad como virtud y a la simplicidad como defecto sólo hay un paso.

9 comentarios en “Curiosidades de la flogosfera”

  1. Definitivamente, tal como en myspace los comentarios se convierten en conversaciones y parece incluso un messenger, cada vez que la gente esta en linea hay incluso quienes preguntan “Hola como estas”.

    Lo que propones se puede hacer, es mas se hace con los cbox por ejemplo pero en los comentarios de un blog solo es posible si el blog es muy personal, en un blog tecnologico como blogoff o como el mio las conversaciones estarian totalemente fuera de tono y dañarian lo intersante que son los sitios

    Saludos

  2. De verdad que no entiendo a la gente de España y América latina. No entiendo cómo teniendo servicios como facebook o myspace usan la megacutre MSN spaces. Bueno, se puede entender que porque viene casi integrado con el popular msn. Pasa. Pero fotolog??? por Dios, echad un vistazo a flickr, le da mil vueltas en todos los sentidos, pero sobretodo en diseño. Me da un asco cada vez que alguen “me hace” visitar una página de fotolog… qué diseño más arcaico, que poca funcionabilidad, que caspa… Por qué las masas eligen siempre tan mal? o seré yo?
    en fin…

  3. El uso de fotolog va más allá de que no tenga un buen diseño, tenga pocas funcionalidades o cualquier otra cosa que quieran encontrar (y pueden encontrar muchas).
    El uso de fotolog en gran parte de latinoamérica es por un tema cultural. ¿Por que digo esto? yo soy de Argentina, y a diferencia de otros países mas desarrollados, acá no todos los chicos nacen con la tecnología, y mucho menos con una computadora. Tampoco todas las escuelas están equipadas con salas de computación, pero sin embargo hoy en día siguen muy de moda los “cybers” (lugares donde podes tener acceso a una PC por un determinado precio por hora).
    A pesar de ser arcaico, fotolog es rápido (se carga rápidamente a diferencia de los otros sitios que mencionaron antes -tener en cuenta que aquí las conexiones adsl son caras y las que superan los 256kbps solo las pueden pagar unos pocos-) y también es muy simple y fácil de usar. Para utilizar fotolog no hace falta tener muchos conocimientos previos del uso de internet (a diferencia de blogger o wordpress si queremos hacer algo con mas categoría) y otros servicios con tantas funciones pueden llegar a marear a los usuarios con poca experiencia. Estas pocas virtudes les permiten a todos los usuarios -los experimentados y los que no- compartir su vida o curiosidades con otras personas, subiendo nada mas y nada menos que una foto por día. Y como el proceso se realiza rápidamente uno no pierde mucho tiempo, y en caso de estar en un cyber tampoco se pierde mucho dinero.
    Conozco varias personas que ni siquiera tiene una computadora en su casa pero todos los días se toman 15 minutos y se sientan en un cyber para revisar sus mails y demas cosas, pero también para subir su foto diaria.
    También muchos dirán que una foto diaria no es nada, pero debido a esto los demás se aseguran que están viendo la mejor foto.
    Y por último, cuando alguien te pregunta en tu flog y respondes en flog de ese alguien en vez de en el tuyo es porque haciendo esto uno mata 4 pájaros de un tiro: firma en el flog del amigo; a su vez responde la pregunta; se asegura que el otro vea la respuesta (porque para que voy a volver a entrar a un flog si ya vi la foto, en cambio uno siempre entra en el propio para ver quien le firmó); y por último se asegura de no gastar comentarios en su propio flog, ya se solo se permiten un máximo de 20 comentarios por día, cosa que un fotolog muy concurrido suele ser muy poco.

    Bueno, me quedó re largo, pero espero que ahora entiendan un poco más a la gente que utiliza fotolog.
    Saludos

  4. Bueno, yo también soy argentino y odio fotolog. Lo odio porque tuve que crearme una cuenta vacía sólo para poder comentar en el fotolog de otro, porque tardaron tanto en implementar RSS, porque no les envían los comentarios por mail al autor del flog en el cual comentan (para que tenga que entrar todo el tiempo a revisar los comentarios), y por tantas otras cosas que lo hacen un servicio deficiente, que nadie arregla.
    Me da un poco de lástima que todos mis compatriotas tengan algo tan limitado como Fotolog, que sólo les deja subir una foto por día y limita la cantidad de comentarios cosa que en Flickr no pasa, y además porque para muchos que no tienen conocimientos de informática, un flog es la única forma que conocen para hacerse una página porque ni oyeron hablar de Blogger o cualquier otra opción de blogs que permita muchas más cosas, por ejemplo videos.

  5. Sobre el fotolog, sólo decir que aquí en España, por algún motivo, está causando furor entre los adolescentes.

    El sistema de que yo te comento en tu blog, tú me respondes en el mío, etc., es “curioso”, pero para mantener una conversación con un mínimo de agilidad no vale. Sólo citaré un ejemplo: así funciona la wikipedia, y en concreto las páginas de discusión de los usuarios. Seguir cualquier conversación es, cuando menos, complicado.

    Y si en la conversación hay 3 o más personas, ¿cómo se hace? En cambio, el sistema actual de comentarios a una entrada del blog parece mucho más flexible.

    Agur, saludos

  6. Me parece genial el uso de flogs o blogs, el asunto de fondo finalmente, es que utilizen lo que utilizen, se den cuenta de como es que este tipo de redes sociales se vuelven cada vez mas arraigadas en la cultura latina

Los comentarios están cerrados.