5 formas de ver que hay vida más allá de la Comic Sans

ScreenShot079.jpg Lo sé: te parece divertida, original, desenfadada, que llama la atención y por lo tanto ideal para el logo de tu empresa, tu anuncio de piso o tu power point de clase. Pero aunque no te lo creas, no sólo hay razones de peso para NO usar Comic Sans sino que existen maravillosas alternativas.

Léete este post. Si luego quieres usar Comic Sans estupendo pero antes léete este post porque yo también usé Comic Sans en mi primera página web. Nadie nace aprendido ;-)

1. Queridos niños y niñas

Una tipografía debe cumplir unas determinadas condiciones o estándares. Incluso si busca ser divertida, original o imitar la escritura “real”. La Comic Sans nunca fue creada como tipografía “al uso” (ver explicación del creador original) sino como una solución para hacerle más atractivos los diálogos de un programa de Microsoft a los niños pequeños. Por lo tanto la herramienta Comic Sans fue diseñada para un público infantil, y quizás no sea lo mejor hacerse sentir así al jefe de tu proyecto o a tu profesor de la facultad (aunque te parezcan infantiles).

ScreenShot077.jpg

2. Nuestras pequeñas manías

Comic Sans es la tipografía más odiada en entornos de desarrollo web más o menos serios donde hay personas que tienen unas mínimas nociones de diseño. Algunas de las razones de este odio las expondré aquí pero por encima de que las compartas o no, el odio a la Comic Sans es una realidad. Esto significa que si vas a exponer una presentación en una empresa, entregar un trabajo por escrito o ya no digamos aparecer como ponente en un congreso usando Comic Sans verás como tu credibilidad se reduce de forma drástica. Tanto es así que existe una página web llamada bancomicsans orientada a erradicar el uso de esta tipografía.

3. ¡Estamos rodeados!

Si usas Comic Sans NO estás siendo original. Es la fuente más usada junto con Times New Roman y Arial de largo. De hecho es la alternativa “divertida” a estas dos fuentes tan seriotas. Por lo tanto elimina de tus razones para usarla la originalidad: la Comic Sans está por todas partes y si no te lo crees puedes la recopilación de fotos de Flickr con sitios donde está presente o echar un vistazo al trabajadísimo blog Organización contra el abuso de la Comic Sans.

4. Ver para leer

La Comic Sans dificulta la lectura: es un hecho. Si pretendes que tu texto se lea cómodamente no puedes usar una fuente donde las letras bailan a derecha y a izquierda y son irregulares. Si el objetivo de tu texto es ser leído, es decir un texto largo en lugar de un logo o una imagen no uses Comic Sans

5. ¿Y ahora qué?

El abuso de la Comic Sans responde a una necesidad: encontrar una fuente diferente y original a la que estás acostumbrado a usar. Pero debes (cuando digo debes no es culpa tuya, es algo que te tenían que enseñar en el colegio) saber que no es ni de lejos la única forma de cubrir esa necesidad. Existen miles (sí, miles) de tipografías diferentes a las que estás acostumbrado a usar e instalarlas en tu ordenador para poder usarlas en Documentos de Word o programas de fotografía.

Para aprender a instalar una tipografía en tu ordenador (y otras muchas cosas interesantes) échale un ojo a nuestro post:

Y una vez que sepas instalarlas que como verás es un momento ya puedes ponerte a buscar las fuentes que más te gusten. Por ejemplo, si buscas una tipografía que imite la letra manuscrita ¿por qué no echas un ojo a esta lista?

ScreenShot075.jpg

Hay listados de fuentes gratuitas realmente espectaculares:

Ojo, si usas una de estas fuentes para por ejemplo hacer una presentación Power Point y luego la expones o abres en un ordenador que no la tiene instalada las letras se verán con otra tipografía. Siempre puedes llevar la tipografía en un lápiz USB para instalarla allí si necesitas otra fuente sí o sí y sino ¡tampoco uses Comic Sans! Dentro de tu propio sistema hay muchas fuentes que quizás no te hayan llamado la atención pero que dan un resultado excelente para algunos proyectos como Verdana (que es la que estás leyendo por cierto) o Georgia.

Lo importante es saber qué le vas a pedir a tu texto (que sea sobretodo legible, que sea llamativo, si es un logo, si es una carta, un currículum…) y encontrar la mejor opción.

ScreenShot076.jpg

Pero Comic Sans probablemente no lo será: porque estás tratando a tu público como si fueran niños, porque es difícil de leer, porque no es original, no es seria y porque demuestra que no te has molestado en buscar alternativas.

26 comentarios en “5 formas de ver que hay vida más allá de la Comic Sans”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Justamente ayer noche leía en SitePoint: “Which Fonts Are Web-safe in 2009?”, un artículo de Alex Walter sobre las mejores tpografías para web.
    Aquí van algunas recomendadas en ese artículo que si valen para web, también se pueden recomendar para presentaciones:

    – Palatino Linotype (Win) con un 97,5% de compatibilidad y mucho pedigree dice Alex Walker.
    – Century Gothic (Win), A mí me encanta.
    – Calibri (Win) (la mejor opción sans serif ) y estupenda para los Power Point.
    – Lucida Grande (Mac) . Evidentemente recomendada para los usuarios de Mac.

  3. Te aseguro que, como profesor, intento erradicar la Comic Sans de los trabajos que me presentan los alumnos y no sabes lo que cuesta… Los alumnos no lo entienden.

  4. Si no das ninguna alternativa real (la lista esa no lo es) este artículo no sirve para nada.

    Tu mismo dices que parece desenfadada, pues precisamente cuando se escoge ese tipo de letra es lo que se busca. Puede que no sea la mejor opción pero aquí aun no vi alternativas.

  5. Jajajá, qué bueno.

    Es verdad, queda fatal esta fuente en muchas empresas…

    Y sobre alternativas… pues anda que no hay fuentes disponibles. Con buscar en Google “fuentes gratis” encontraréis miles. Y si no, como bien dice pepito, tenemos yourfonts.com

    J.

  6. kassu creo que la primera lista que menciono tiene 10 alternativas realmente buenas para buscar ese efecto desenfadado. No apuesto por una concreta porque como digo por ahí depende del gusto del consumidor. Pero vamos, las alternativas están ahí: es descargar e instalar y listo ;-)

  7. Pues yo voy a ir al revés, y a aquellas personas que SI usen Comic Sans, tendrán mi apoyo.

    Basta ya de tonterías con un tipo de letra que puede gustar o no. ¿Cuál es lo próximo? ¿Criticar el color azul?

  8. Estoy de acuerdo “usuario”. Lo primero que digo es que si después de leer este post alguien quiere seguir usando Comic Sans me parece estupendo pero que por lo menos sepa que existen alternativas.

  9. Windows tambien está demasiado estendido. Todo el mundo lo usa, “Erradiquemos windows” que NO estas siendo original al usarlo.

    Si buscas en google también encontraras muchas alternativas. Windows también trata a su público como si fueran niños…y tampoco es serio…

    Ah! No vayas a la universidad, que ya va todo el mundo.

    No tomes Cola-Cao, que junto a Neskuik es el chocolate que mas se toma, hay muchas altenativas,

    QUe monton de gilipolleces hay que leer….

  10. Por favor, no compares el uso de un sistema operativo con el de una tipografía. En principio por que son dos cosas muy distintas, en una se busca un buen funcionamiento y en la otra una buena presencia y en muchos casos originalidad. Así que en vez de argumentar de una forma tan infantil, tomate una tila y relee el texto que no dice nada inapropiado.

    Punto y final.

  11. Me parece muy bien, estoy de acuerdo con el uso excesivo de la Comic Sans.

    Pero os habéis fijado que de las fuentes que salen en los enlace muy pocas tienen la ñ y los acentos españoles?

  12. Uff !!! Yo creía que no hacía falta ni argumentarlo pero veo que aún así hay quien opina lo contrario.

    Me alegro que haya debate, no todo el que usa un ordenador es diseñador aunque sepa cómo cambiar el tipo de un texto.

    Conclusión: Comic Sans puede utilizarse por cualquiera que NO sea diseñador ni lo pretenda.

    ¿Por qué? Además de lo expuesto por Kids porque es lo poco que saben los no diseñadores sobre malas prácticas en diseño.

    Saludos !!!

  13. Muy bueno. Chás gracias. Pero…me gusta el comic sans, sin excesos, claro. Quizá sea eso, el exceso lo que la ha convertido en repelente.

Los comentarios están cerrados.